INICIO
     LOGO
     QUIENES SOMOS?
     CONTACTO
     AYUDA GRATIS
     LA MEDITACION
     COMO EMPESAR EL CAMINO
     QUE ES EL EGO
     BIBLIOTECA
     => COMO ILUMINARSE
     => primera parte
     => segunda parte
     => tercera parte
     => cuarta parte
     => quinta partee
     => sexta parte
     => septima parte
     => octava partee
     => novena parte
     => decima parte
     => undecima parte
     => duodecima parte
     => triodecima parte
     MANTRAS
     MUSICA DE RELAJACION
     TV METAFISICA
     MESSENGER
     JUEGOS ONLINE
     VIDEOS GRACIOSOS
     INTERPRETACION
     GLOSARIO
     COMENTARIOS
     TECNICAS DE MEDITACION
     LIBROS ONLINE
     MEDITACION METAFISICA
     LAS PIRAMIDES
     COMUNIDADES
     VISITA
     LIBRO DE VISITA



METAFISICA - cuarta parte


LA LEY DE CAUSA Y EFECTO

La mente es un motor. Los pensamientos son fuerza o energía que genera la mente. Esta energía sale de nuestra mente en vibraciones, en ondas que, por obra y gracia de la Ley del Ritmo regresa a nosotros trayéndonos el futuro que hemos recogido. Acabo de decirles que EL FUTURO ES ANÁLOGO A LO QUE HEMOS SEMBRADO. ES DECIR, QUE SI HACES UN BIEN A ALGUIEN, O SI HABLAS BIEN DE ALGUIEN, ESAS PALABRAS O ESE ACTO BUENO SALE EN VIBRACIONES DE COLOR. ESE COLOR ATRAE VIBRACIONES DE SU MISMO COLOR Y TE REGRESAN AUMENTANDO EL BIEN QUE HICISTE. Te ocurren cosas bellas, cosas milagrosas y dices: Qué casualidad, mira lo que sucedió hoy por la mañana, qué maravilla.

No existen casualidades. No pueden existir porque no existe la Ley de la Casualidad. No hay sino leyes exactas llamadas Principios, porque son inmutables. El Principio de Polaridad fija lo que haces y dices en uno de los dos polos, positivo o negativo. Es decir, que lo que piensas, dices o haces, es positivo o negativo. No existe un tercer polo. Si piensas o hablas mal de alguien, es negativo. Lo has sembrado en polo negativo, sale de color gris o negro, dependiendo de la cantidad de maldad que contiene, recoge en su camino cantidad de energía del mismo color y te regresa aumentando en fuerza. Te ocurre un choque, un accidente, siempre será algo desagradable. Allí tienes, pues, la explicación de lo que te ocurre. Si criticas, serás criticado; si dañas a alguien o a algo, serás dañado o algo tuyo sufrirá un daño; si eres injusto, duro, esa injusticia se te devuelve igualmente esa dureza. Esas causas que siembras tienen que dar su fruto en efectos, antes de que quedes liberado. Si siembras discordias, tienes que recoger discordias; si siembras bondad, amor, ayuda, tienes que recoger bondad, amor, ayuda. LO QUE SIEMBRES, QUE SEA CONSTRUCTIVO O DESTRUCTIVO, LO VERÁS DEVOLVERSE. ¿Cómo puede la gente seguir creyendo que pueden impunemente ser crueles, calumniadores, malhumorados, violentos, mezquinos y esperar tener salud, amor, fortuna, felicidad, es decir, todas las cosas buenas de la vida, si sólo siembran las cosas malas? El mundo entero se lo pasa enviando odio, egoísmo, discusiones, pleitos... y recogen la cosecha en confusión, caos, guerras y molestias de todas las clases.

No siempre se puede devolver la cosecha inmediatamente. El planeta Tierra tiene una cantidad enorme de deudas acumuladas, de todo el mundo, y se desahoga por donde puede, en tempestades, ciclones, terremotos, desastres marinos, derrumbes, inundaciones, erupciones volcánicas, etc. Muchas veces las personas a quienes hemos dañado en alguna forma se mueren antes de que se haya podido saldar la cuenta con ellas, y TIENE que haber una oportunidad para saldarla en el futuro, porque DIOS ES INFINITA MISERICORDIA y no deja a un hijo suyo en eterno castigo sin darle oportunidad de saldar sus deudas. Por eso es que Dios ha instituido la Reencarnación. Para dar oportunidad de pagar las deudas, y... para dar también oportunidad de cobrar el bien carnal y material que hayamos merecido y que no se puede cobrar en un plano invisible e inmaterial. No sería justo que nos quedáramos sin el premio a nuestros esfuerzos y bondades, por supuesto que se trata de las cosas que no tienen premios sino materiales. No se puede quedar uno allá eternamente si se tiene cosas pendientes aquí. Y se debe recordar que EL LEMA DE ESTOS ESTUDIOS ES “CONSERVO MI MENTE AMPLIA”. USTEDES OYEN, MEDITAN Y RESUELVEN CREER LO QUE LES PARECE JUSTO, LÓGICO, RAZONABLE, DE SENTIDO COMÚN. LO QUE NO PUEDEN TRAGAR, ACEPTAR, DÉJENLO PARA MÁS ADELANTE. ALGUNAS COSAS SON TAN NUEVAS PARA USTEDES QUE SE LES HARÁ DIFÍCIL ACEPTARLAS DE REPENTE, POR ESO LES RECOMIENDO QUE LO PIENSEN CON LA MENTE AMPLIA, ABIERTA, SIN CERRARLE LA PUERTA DE INMEDIATO. Les advierto desde ahora, que las células del cerebro se van despertando poco a poco. Si una recibe una idea nueva, hay células dormidas que aún no han vibrado y que esta nueva idea las despierta. Cuando te acabas de despertar no sabes aún muy bien lo que se te está diciendo. Al cabo de un rato, después de haberte duchado, o desayunado, entonces puedes absorber lo que se dice, ¿verdad? Recuerdan, pues, la Ley de Correspondencia, “Como es Arriba es Abajo”. Lo mismo ocurre con las células que se acaban de despertar: la Ley es igual para todo. Ya ustedes comienzan a ver que aquello tan raro y tan misterioso que llaman la Reencarnación, tiene su razón de ser, basado en la armonía y en la Misericordia Divina, y que no es una cosa estrafalaria y loca. Hay que conservar la mente amplia porque todo tiene una explicación.

La Reencarnación es una Verdad y es la única explicación lógica de la aparente injusticia que ves. Cuando observas personas espléndidas, constructivas, pasando situaciones difíciles, mientras que otras llamadas “malas” parecen estar gozando de todas las cosas buenas de la vida, puedes estar seguro de que no hay ningún error ni injusticia. ¿Crees en Dios? ¿Crees que es bueno o justo? Entonces, ¿cómo vas a creer que es injusto? ¡Ah!, pues cada uno está encontrándose con efectos de causas previas que ha ocasionado alguna vez, en alguna parte en el pasado y de lo cual no tiene recuerdo. SI ESTAS PERSONAS QUE TIENEN DEUDAS KÁRMICAS DESEAN EN SU INTERIOR HACER SERVICIO A LOS OTROS INDIVIDUOS, PARA BALANCEAR, EQUILIBRAR Y BORRAR LOS MALOS SENTIMIENTOS, OIGAN BIEN, QUEDAN LIBRES DE ESA DEUDA. Pero si no pueden lograr estos sentimientos y buenos deseos, la vida los reunirá de nuevo tantas veces como sea necesario, hasta que se cumpla. Y cada vez en asociación más cercana (a veces llegan a nacer madre e hijo) porque la Ley del Amor es así. Trata de disolver enemistad con Amor.

Cuando entre dos personas existe una atracción de amor y armonía, es seguro que estuvieron en contacto y asociación aromoniosa en vidas anteriores, y pueden expandir esta cualidad tan necesitada en el mundo. Cuando noten un sentimiento de resistencia contra alguien, es que las sensaciones recuerdan una asociación discordante o desagradable.

Es muy confortante saber que el perdón de Dios, por el mal uso de su energía, siempre está a la mano para aquellos que lo desean realmente. Aquel “Fuego Eterno” y “Castigo Eterno” que inventaron las religiones de la Era pasada para controlar al mundo a través del temor, la superstición y la obediencia ciega, no es verdad. Cualesquiera que sean las causas, el pecado, la imperfección, la impureza, el error que hayan sido cometidos, hay una manera consciente de transmutar esos errores. ¿Saben lo que quiere decir transmutar? –Disolver, borrar completamente y sin costo alguno.

CUANDO LOS HUMANOS SE DAN CUENTA DE QUE ELLOS MISMOS SON LOS CAUSANTES DE TODOS SUS MALES Y DE TODAS SUS CALAMIDADES, DE TODAS LAS LIMITACIONES EN SU MUNDO, DE PRONTO DESEAN ARREGLAR LAS COSAS, SINCERAMENTE. ESE DESEO ES EL QUE CUENTA Y ES NECESARIO QUE SEPAN QUE TODA CLASE DE ASISTENCIA LES ES DADA. Hasta que llega ese momento el hombre o la mujer se ponen en rebelión contra las circunstancias y hasta contra Dios, o se someten  a las condiciones creyendo que son la voluntad de Dios y por supuesto, esto es mentira.

AHORA: Y ESTO ES IMPORTANTÍSIMO QUE LO RECUERDES EN TODO MOMENTO!

Cuando el estudiante se da cuenta de que las fabricaciones de su mente son tan importantes que rigen su destino y hasta el destino de los demás; cuando realiza que todos sus decretos se manifiestan y que nadie, absolutamente nadie sino él mismo puede ser culpado por lo que a él ocurre, se llena de pánico, y hace lo de siempre; buscar a quién culpar, a quién soltarle el castigo. ¿Qué ocurre? Que se le suelta el cuerpo, a la materia, achacándole toda la responsabilidad, y procede a castigarla de la forma más inmisericorde. ¿Cómo? No me lo van a creer... con todas las antiguas flagelaciones y torturas a que se sometían los “santos y los mártires”, porque eso lo tiene archivado el subconsciente desde épocas remotas del Cristianismo. Claro está que nadie toma un látigo en la mano. Ya eso no se estila. Pero sí procede a torturarse mentalmente. Procede a vigilarse como un policía y a decirse “¿No ves?” ¡Ya caíste otra vez! ¡Ya lo volviste a hacer! ¡Ya vas a volver a sufrir las mismas consecuencias!”.

Por supuesto, como esto es un decreto, ¡vuelven a ocurrir las mismas consecuencias! NO solamente, sino que se le ha ofrecido un poder de “carta blanca” a una forma mental de culpabilidad, fabricada especialmente, para que continúe torturándonos a cada desliz y que no nos deje adelantar.

Cada vez que te encuentres atajándote, castigándote, regañándote, con las resultantes torturas, acuérdate de que basta con SABER QUE HEMOS PECADO (para usar la frase católica a que estás acostumbrado). Al SABERLO, quiere decir que ya estás consciente del Bien y el Mal. Ya es sólo cuestión de tiempo, y no mucho tiempo para que tu subconsciente te ataje antes de cometer el mismo pecado de nuevo. Es el Principio de la Confesión. “Pecado confesado es medio perdonado”, pues la confesión católica no ha tenido sino un solo propósito: el de hacernos conscientes de cuándo hemos cometido una infracción. El perdón del sacerdote es nominal. El que realmente perdona es el Cristo Interior. El que nos dirige es Él. El que nos va guiando y enseñando es también Él. Todo lo que tienes que hacer es decirte y repetirte mentalmente: “Mi Yo Superior, que es el Cristo Perfecto en mí es el encargado de irme conduciendo sin torturas hasta mi Ascensión”. Y una vez que hayas realizado, meditado y comprendido esto, ya no vuelvas a “pecar” voluntariamente, y se te abren las primeras puertas del Cielo, ya que todo esto comprueba que has puesto toda tu buena voluntad, y el Maestro más grande de todos los tiempos: Jesús, lo dijo... “Paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad”.

 

EL PRINCIPIO DE GENERACIÓN

El lema de este Principio es “Todo tiene su principio Masculino y Femenino”. Como todos los otros anteriores, este Principio está siempre en acción. Nada puede existir sin el Principio de Generación, o sea, sin su padre y su madre. Todo, absolutamente todo, tiene padre y madre, o su base femenina y su base masculina. No es, como comúnmente se cree, que la base sea el sexo. Esta palabra “sexo” no se aplica sino a las diferencias físicas que existen entre el macho y la hembra, en una pequeñísima tajada, o sector, del plano físico. Piénsenlo y recuérdenlo. SEXO ES LA DIFERENCIA QUE EXISTE EXTERIORMENTE ENTRE EL MACHO Y LA HEMBRA EN EL GRAN PLANO FÍSICO. O sea, que el sexto NO ES Principio de Generación. Es simplemente la presencia del Masculino y el Femenino en toda creación. ¿Comprendes bien?

En ese sector del Plano Físico, el Principio se reconoce, se manifiesta o se deja ver, por la diferencia de los sexos. En los planos más elevados, el Principio toma formas elevadas, pero cada ser contiene en sí mismo los dos elementos del Principio.

El mundo ha atravesado miles de conjeturas sobre la verdad, que luego se convierte en teorías, enseñanzas, sectas, organizaciones, cultos, religiones. Todo lo que oigas decir de sectas que practican enseñanzas perniciosas no es otra cosa que una prostitución del Gran Principio Natural de Generación. Todo eso es anticuado, caído en desuso. LA VERDAD ES SIEMPRE SENCILLA Y NATURAL. Para el puro, todas las cosas son puras. Para el ruín, todo es ruín.

La palabra “género” significa “crear”, “concebir”, “producir”. En tanto que la palabra “sexo” se limita a la vida orgánica.

La Ciencia no ha aceptado todavía este Principio como una cosa universal, ni lo podrá concebir siquiera porque la Ciencia está situada en el campo opuesto. El que está montado sobre un caballo no le ve las patas que lo hacen marchar. Hasta que no se baje y se sitúe objetivametne no podrá ver marchar a esas patas. Así, la Ciencia, como la Religión, no saben que el uno es representativo del Padre y que la otra es representativa de la Madre.

La Ciencia es la prueba de que existe el Padre, o sea La Inteligencia.

La Religión es la prueba de que existe la Madre, o sea, el Amor.

Dios es Amor e inteligencia, Madre y Padre, Negativo y Positivo. Estos son los dos Aspectos del Creador.

¡Es absurdo y ridículo que la Ciencia y la Religión continúen en plan de enemigos, el Padre contra la Madre y viceversa! La Ciencia se burla de la Religión y ésta censura, critica y vitupera a la Ciencia. En esta Era de Oro, Era de Saint Germain, se están descubriendo la una a la otra, sin darse cuenta exacta aún. La Metafísica reúne y explica esta Verdad. Nuestro gran Maestro Emmet Fox llamó a esta enseñanza “La Oración Científica”.

Hay que hacer una aclaratoria muy importante y es que una cosa es la Religión y otra es la “Iglesia”, y que la mayoría de los humanos no conoce la diferencia y confunden una cosa con la otra. Algunas veces nombrando a la Religión y otras veces a la Iglesia como si los dos términos fueran uno.

La RELIGIÓN es el conjunto de Verdades basadas en el Amor Universal, en la Caridad, en los sentimientos filiales y fraternales, en la práctica que encierra el “Amaos los unos a los otros” y en el de “Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”.

La palabra Religión significa algo que está doblemente ligado, o sea “re-ligado”, unido por cohesión, y eso es absolutamente todo. Tampoco necesita algo más, ya que esa cohesión la logra el Amor. Ya anteriormente hemos dicho que la ley de Atracción, Adhesión y Cohesión es el nombre que la Inteligencia (Ciencia, Padre) le da al Amor. “Amor” es el término que el corazón (Madre) le da a la Ley que atrae, une y adhiere con tal potencia que nada puede separar. Todo lo que de allí se desprende (fervor, devoción, caridad, etc.) son cosas típicas de la Madre. El papel que desmpeña la madre en una familia, religando y entrelazando a todos sus hijos por medio de su amor, sus cuidados, sus enseñanzas, su devoción; la atracción que ejerce sobre toda la familia esa vibración que es la mamá, que aún después de muerta sigue ejerciendo su influencia invisible, recordándole a todos que son hermanos ligados por un mismo padre y religados por una misma madre, eso es la Religión.

La IGLESIA es un organismo, o una organización humana creada por los hombres. El término viene de Ecclesia, palabra latina que significa reunión, o sea conjunto  de cosas dispersadas. Lleva el objeto de reunirse para orar, practicar obras piadosas, enseñar, etc. Pero después de fundada la primera Ecclesia, pronto degeneró en un instrumento de amenazas, castigos, dogmas, reglas, indulgencias y permisos especiales, todo para obligar a una lealtad hacia ELLA. No hacia la Religión, entiéndase, sino hacia las leyes que Ecclesia impuso. Leyes y obligaciones físicas y corporales, limitaciones, ritos y observaciones obligatorias todas catalogadas por los escribas ordenados por esas Ecclesias, especialmente parafraseadas para confundir los términos “Ecclesia” y “Religión” en las mentes ingenuas de los tiempos cristianos primitivos.

¿Comprendes ahora la diferencia entre IGLESIA y RELIGIÓN? Son muy pocos los que aman un conjunto de reglas duras, inflexibles, que se basan en el temor y la amenaza. Aún los que aparentan ser más adictos a la Ecclesia, están sólo aparentándolo de labios afuera, sintiéndose amenazados; pero en sus vidas privadísimas, sobre todo en sus ideas y sentimientos, actúan en forma totalmente opuesta.

La Ciencia, en cambio, actúa con toda la libertad que le conviene. Ella es masculina a pesar de que la llaman Ella. Está basada en el intelecto terrenal, y como no siente (porque el sentimiento es una cosa y la inteligencia es otra, como ya lo hicimos ver) nadie ni la cohibe, ni la obliga, ni le pone trabas ni leyes, ni reglas, ni castigos. Lo único que se le ha impuesto es que no mate al ser humano, y ella trata de salvarlo a toda costa, aunque sí se le permite matar a los animales, cosa tan reprensible, ya que éstos pertenecen a la evolución llamada “Elementales”, que son nuestros hermanos, con los mismos derechos a vivir que nosotros! Eso ya lo viste en el libro de texto Metafísica al Alcance de Todos, Nº1.

La Ciencia, desprovista de sentimiento, ha tasajeado cuerpos en busca de eso que ella oye nombrar “el alma”, y no encontrándola en la materia de carne y hueso, niega su existencia y se va de bruces negando la existencia de Dios.

El alma, en términos generales, es el conjunto de cuerpos o vehículos inferiores, sutiles, en los cuales radican los sentidos, los sentimientos, las emociones, y de más está decir que si se trabaja en un cuerpo muerto del cual se ha separado el alma, no es posible encontrar huellas de ese sentimiento ni esos sentidos llamados “el alma”. Lo que imparte goce o sufrimiento al cuerpo es el alma. Cuando el cuerpo está vivo, el cirujano lo duerme para que no sufra, pero él ignora que lo que sufre es el alma.

Sin embargo, ya la Ciencia está descubriendo cosas que la hacen pensar. Pensar en otro aspecto del asunto, se entiende. ¡Primero encontró que el átomo no es el fin de la materia! El átomo, ese patrón establecido de la familia humana, no es el diseño más pequeñito en existencia. Todavía se puede subdividir en multitud de corpúsculos hermanos, hijitos, etc., repitiéndose el patrón establecido hasta el infinito, etc., repitiéndose el patrón establecido hasta el infinito. ¡Claro! “Como es Arriba es Abajo y viceversa”, ¿no dice así el Principio de Correspondencia?

Siempre encontramos a la madre con sus hijitos girando en contorno. Y ya que “Como es Abajo es también Arriba”, vamos ampliando el diseño hasta encontrarnos casi al nivel de nuestros ojos, que el eterno patrón lo tenemos siempre a la vista en el Sol, con sus planetas girando en contorno, tal como el diseño del átomo.

La Ciencia, un poco confusa con tantas evidencias del Polo Femenino y el Polo Masculino, primero tanteó poniéndoles nombres distintos a estas manifestacines. Primeramente llamó Polo Negativo al Femenino y Polo Positivo al Masculino. ¡Pero andando el tiempo se encontró que no hay nada más opuesto al negativo debilucho que ese femenino que genera precisamente formas y energías nuevas! Luego emplearon el término “cátodo” en lugar de negativo, pero resulta ahora que el Cátodo es el generador de un torbellino de cospúsculos, electrones y fenómenos que han desbaratado todas las teorías aceptadas. El tal cátodo, pues, es el Principio Madre de los fenómenos eléctricos y de las tan sutiles formas de materia que la Ciencia se la pasa encontrando. Más y más se está llamando al cátodo “Polo Femenino”, ¡lo cual es mucho más simpático que la otra alternativa de que “Los corpúsculos creadores están cargados de energía negativa!

 

A D V E R T E N C I A

No hay nada nuevo bajo el sol. Nada de lo que aquí lees es nuevo. Todo ha sido dicho ya por Enoch, Hermes..., y principalmente en La Biblia y en la literatura teosófica dictada por los Ascendidos Maestros de la Sabiduría a Madame Helena P. Blavatsky, mujer tan perseguida y mal juzgada en tiempos menos lúcidos, nada de lo cual puede negar sus maravillosos dones mediumnímicos.

Lo que sí es nuevo, es el estilo y la forma de presentar esta enseñanza por moderna y simplificada.

 

LOS SIETE RAYOS

Como tú sabes, la luz no es realmente blanca, ya que en el color blanco están contenidos todos los colores.

Dice el Maestro Saint Germain: La acción vibratoria de los diferentes colores es un estudio aparte. Basta decir que las esferas de colores que rodean tu “Presencia Yo Soy” y que son el “Aura Espiritual”, o Cuerpo Casual, representan las vibraciones de color de lo que llaman “Las Siete Esferas”.

Cada corriente de vida en este planeta ha procedido de un Rayo en particular, y su propio Arquetipo, o su Presencia Yo Soy, vive en esa Esfera o Rayo, a la cual él pertenece. Pero entiéndase, esa Presencia individual no está sometida o confinada a ninguna Esfera, puede visitar a cualquiera otra que él desee.

El individuo no-ascendido responde, o vibra favorablemente con el color del Rayo, o Esfera a la cual pretenece, y puede, por observación de sus propios hábitos y tendencias, y por meditación sobre su propia Presencia, llegar a saber la posición correcta que él tiene por derecho en el Reino de Dios. También encontrará que es atraído casi irresistiblemente a un cierto color, más que a otros, lo cual es una confirmación.”

En realidad, no existen sino tres colores: Azul, Amarillo y Rosa, llamados “colores Primarios”. Al entremezclarse unos con otros se forman el Verde, Naranja y Violeta, llamados “Secundarios”.

Así como tú ves que el Sol, un foco incandescente de luz, se proyecta en todas direcciones constantemente impartiendo vida, luz y colorido a todo sin distinción en el Sistema, asimismo ocurre en cantidades de otros Sistemas, cada vez más grandes, pues este nuesttro Sistema Solar no es sino un paso intermedio entre otros de idéntica construcción. Es el diseño univeral que se repite ad infinitum, lo cual te da la norma del lema “Como es Arriba es Abajo, Como es Abajo es Arriba”, descriptivo del Principio de Correspondencia.  Nosotros los humanos no conocemos bien sino dos ejemplos de este diseño: el átomo es el Sistema Solar anterior al nuestro. Cuando todos hayamos desarrollado la clarividencia, sabremos de otros.

Cada sistema presenta un sol central rodeado de planetas. En el átomo lo llamamos un “Núcleo” rodeado de “Electrones”. Ese núcleo del átomo es luz, lo mismo que nuestro Sol. Einstein dijo que la luz es energía en movimiento. Sabrás que una de las definiciones  de eso que llamamos Dios, en Metafísica, es precisamente “Dios es Energía en Movimiento”. La Biblia dice: “Dios es Luz; y en Él no hay Oscuridad”.

Según lo ha constatado la Ciencia, la luz es de carácter ondulatorio, y esa ondulación es lo que se llama “vibración”. Que ella parta del Sol, o del Gran Sol Central que está detrás de nuestro Sol; o que parta de un bombillo; o que parta del Centro del Universo; llámalo VIDA, VERDAD, INTELIGENCIA, SENTIMIENTO, AMOR, COLOR, OLOR, SABOR, PENSAMIENTO, SONIDO, todo existe porque vibra con ese movimiento ondulatorio, y la única diferencia entre uno y otros es la rata de movimiento. En la Tierra, o sea, en el Tiempo, lo medimos por segundos. Pero al salir del Tiempo necesariamente hay diferentes medidas que apenas vislumbramos.

EJEMPLOS: La materia más densa es la piedra. Se dice que este plano más denso vibra en la Primera Octava, o sea, que la primera octava tiene dos vibraciones por segundo, la segunda octava tiene cuatro vibraciones y la tercera ocho. En cada octava se duplican las vibraciones. No olvides esto. Aunque una piedra te pueda parecer estática, no lo está. Ella vibra, o se mueve, a razón de dos oscilaciones en cada segundo.

A medida que vas viendo cosas creadas, plantas flores, tierra, agua, insectos, animales, aves, etc., sabrás que existen porque vibran, y que estas vibraciones son más rápidas cada vez, en octavas de más en más altas.

El sonido más bajo perceptible al oído humano es la Cuarta Octava, con 16 vibraciones por segundo. Tu escuela de música te podrá informar sobre las vibraciones de los sonidos en el piano.

El Plano Astral vibra en las octavas desde la Nº4 a la Nº20, o sea, desde 16 vibraciones por segundo hasta 1.048.576

El Plano Mental comienza en la Octava 21, con las ondas eléctricas conocidas. Ya en la Octava 28 las vibraciones corresponden al pensamiento y son desconocidas por la Ciencia.

El Plano Espiritual comienza en la Octava 45. La Octava 47 tiene su campo de acción en el calor. Las Octavas 48 y 49 corresponden a las ondas luminosas. La Octava 50 pertenece a los Rayos Infrarrojos, Ultravioletas y otros rayos químicos.

La Octava 57 (suma 12) la llamamos nosotros la Octava de la Verdad porque sus vibraciones son de 144.115.188.075.855.872, pero las denominamos simplemente 144, tal como lo hace la Biblia en el Capítulo 7 del Apocalipsis de San Juan. Decirte más, sería meternos en honduras demasiado profundas para este pequeño esbozo de los Rayos que te estoy presentando. Dejaremos la explicación para el próximo librito que se titula “Pequeño Método para Comprender la Biblia”.

Aún aquí, en el plano físico, los colores tienen virtudes e influencias. Por ejemplo, el Rojo es excitante. El Amarillo es alegre. El Verde es sedante. El azul es deprimente. Pero a medida que se internan en los planos espirituales, los colores son despedidos por Rayos, que aún má scerca de la Divinidad, son Llamas: El Fuego Sagrado, El Aura del Altísimo.

 

EL YO SUPERIOR

En la lámina YO SOY que ya ustedes conocen (que pueden adquirirla en la Sede de la Hermandad), rodeándole la cabeza ves un gran círculo de siete bandas, una dentro de la otra. La Figura representa tu YO SUPERIOR que es el Dios de tu pequeño Sistema Solar. Es una chispa de la Divinidad. Es el Agente, el Representante, o el Embajador Plenipotenciario de Dios ante tí. El círculo es un arcoiris de siete colores, Arcoiris completo. Rara vez habrás visto tú el arcoiris completo en la comba celeste. Siempre se ve un segmento. Sólo un pedazo del gran círculo. Eso que te estoy mostrando es tu verdad. Es el Aura de tu Yo Superior. Lo llaman también El Cuerpo Causal. Así eres tú, pues tú eres el mismo diseño universal. Ese arcoiris completo es tu Gloria. Es lo que llamó el Maestro Jesús, los “Tesoros en el Cielo”, pues en cada banda de color se van depositando todos los actos constructivos que tú haces y que has hecho en tus encarnaciones pasadas. Todo lo noble, lo bueno, lo que está de acuerdo con la Voluntad del Padre y con tu Verdad innata. Eso jamás lo perderás. Es lo que llamamos en Metafísica “Tuyo por Derecho de Conciencia”. No puede ser robado ni perdido.

Por el hecho de poseer este Cuerpo Causal es que tienes el derecho de afirmar “Yo Soy Perfecto”. Verás que no te estás refiriendo a tu cuerpo físico ni estás considerándote un absurdo diosecito presuntuoso. Estás hablando de TU VERDAD, y cada vez que lo piensas y lo practicas se acercan más tus dos sistemas: Tu YO Superior y tu YO Inferior.

Tu YO Superior y tu YO Inferior están conectados por medio de un cordón de luz y fluidos color dorado que, partiendo del Yo Superior entra por tu cabeza y se ancla en tu corazón en una llama triple de color azul, dorado y rosa. El hombre ignora esto y por lo tanto su Llama Triple yace en una célula hermética hasta que, o se lo enseñan, o alguien se la despierta voluntariamente por medio de un tratamiento en el cual hace una llamada directamente al Cristo en el corazón. Esa llamita que rompe la cápsula y comienza a arder y a influenciar al individuo es lo que llamamos en Metafíscia “El Cristo Interior”. Son dos entidades vivientes, aunque separadas, pero que forman junto con la Conciencia Terrena, un solo Ser. Tú puedes, y debes, dirigirte a esas dos entidades, hablarles, amarlos, invocar la protección divina en ellos, pues son perfectos, ya lo sabes, y juntos forman ese “YO” que tú nombras constantemente y de quien debes hablar en los más altos y bellos términos. Como ves, es la eterna Trinidad.

Jamás estás solo. Ese “Cristo” en el Maestro Jesús fue el que le dijo: “Hijo, estoy siempre contigo”.

Mientras más lo pienses, lo medites y lo invoques, más cerca lo sentirás. Dale toda tu adoración y recuerda siempre que cuando estés haciendo afirmaciones muy elevadas estás hablando la Verdad porque te estás refiriendo a TU VERDAD, a tu Llama Triple.

 

EL CUERPO CAUSAL

Los colores en el círculo o Cuerpo Causal, están en el orden siguiente: Primero el AZUL, inmediato a la cabeza. Le sigue el AMARILLO DORADO. Luego siempre hacia afuera, el ROSA. Luego sigue la Banda BLANCA. Luego la VERDE. Luego la ORO-RUBÍ. (Por razones que no nos han sido dadas, no se le llama “anaranjado”) Y por último, la banda VIOLETA.

De la frente le salen siete rayos, uno por cada color, por donde Él irradia Sus (tus) virtudes hacia donde sea necesario. Así es el Macrocosmos. Somos cada uno de nosotros un microcosmos.

Las virtudes de cada color son como sigue:

AZUL: Representa la VOLUNTAD DE DIOS en el Macrocosmos. La Voluntad como virtud, en ti. El Poder. La Fe, el Bien, la Felicidad, el Equilibrio y la Paz.

AMARILLO DORADO: Y Segunda Persona de la Trinidad representa la Inteligencia, Sabiduría, Iluminación, Comprensión y Paz.

ROSA: Amor Divino, Adoración, Opulencia, Belleza y Paz. (Todos los Rayos emiten Paz).

BLANCO: Representa la Pureza, el Arte, la Paz, y logra la Resurrección y la Ascensión.

VERDE: La VERDAD, la Salud, la Sanción, la Música, la Consagración, la Concentración y la Paz.

ORO-RUBÍ: La Gracia, la Providencia, el Suministro (o el “Pan Nuestro de cada día”) y la Paz.

VIOLETA: El Perdón, la Misericordia, la Transmutación y la Paz.

Cuando te hayas aprendido bien estas virtudes, podrás instantáneamente invocar a las Entidades que las rigen, y pedirles que rodeen con su luz a cualquiera a quien tú desees hacer el Bien. Tendrás, por supuesto que aprender también los nombres de estas Entidades, los cuales te doy en seguida:

 

GOBIERNO DEL COSMOS

Por Ley de Correspondencia “Como es Arriba es Abajo...”, el Mundo invisible, o los Planos Superiores, el Cosmos o como quieras llamarlo, tiene su Gobierno con Jefes, Oficiales, Directores y legiones de servidores. Todos estos son seres que han vivido y evolucionado en las esferas inferiores, tal como nosotros, y que continúan evolucionando pues hasta los Seres de Luz más altos que conocemos continúan ascendiendo y pasando de un cargo a otro. No se está ocioso en esos mundos, ni sentados en una nube contemplando a Dios y tocando un instrumento.

 

DICE EL MAESTRO SAINT GERMAIN

“Las actividades de la Gran Hermandad Blanca son tan diversificadas y tan amplias, que se necesitan centenares de seres ascendidos para dirigir las múltiples líneas de fuerza que aseguran el progreso de la raza humana”.

Si sería un imposible que un solo Maestro  Ascendido gobernara totalmente y ejecutara la diversidad de actividades de la Mente y el Corazón de Dios, mucho más lo es que un solo ser NO ascendido tratara de concentrar el Bien que está decretando para el progreso de nuestra conciencia humana. Un momento de consideración mostrará la lógica de esta aseveración y la imposibilidad de semejante servicio por parte de individuo alguno.

Si un solo individuo pudiera proveer la forma de elevar un planeta y algunos diez billones de almas al estado Crístico, ¿no creen ustedes que los avatares que han vivido y encarnado el poder Crísitico ya lo hubieran hecho? Budha vino y se fue, luego Jesús, dejándoles el campo a otras vidas que ofrecieron sus energías y talentos de sus mundos individuales para este plan evolutivo.

En nuestra Octava, la Gran Hermandad Blanca fue fundada por el Señor Sanat Kumara (que ustedes ya saben fue el que sostuvo la Tierra en órbita durante tantos siglos, esperando que surgiera alguien quien pudiera hacerlo por poseer suficiente luz), con el fin de elevar la conciencia de los hijos de este planeta hasta el punto de que llegaron a ser Señores de la Llama, y que luego pudieran enseñar a otros miembros de la raza a emitir su propia luz. Es la naturaleza de Dios permitir a sus hijos el ser co-creadores con Él. En efecto, es la razón de ser de los diferentes mundos, a donde fueron enviados los hombres y las mujeres a experimentar con la energía para que sintieran la dicha de crear por sus propios esfuerzos.”


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=