INICIO
     LOGO
     QUIENES SOMOS?
     CONTACTO
     AYUDA GRATIS
     LA MEDITACION
     COMO EMPESAR EL CAMINO
     QUE ES EL EGO
     BIBLIOTECA
     => COMO ILUMINARSE
     => primera parte
     => segunda parte
     => tercera parte
     => cuarta parte
     => quinta partee
     => sexta parte
     => septima parte
     => octava partee
     => novena parte
     => decima parte
     => undecima parte
     => duodecima parte
     => triodecima parte
     MANTRAS
     MUSICA DE RELAJACION
     TV METAFISICA
     MESSENGER
     JUEGOS ONLINE
     VIDEOS GRACIOSOS
     INTERPRETACION
     GLOSARIO
     COMENTARIOS
     TECNICAS DE MEDITACION
     LIBROS ONLINE
     MEDITACION METAFISICA
     LAS PIRAMIDES
     COMUNIDADES
     VISITA
     LIBRO DE VISITA



METAFISICA - tercera parte


EL RETRATO DE LA CONCIENCIA TERRENA DE HOY

Cada familia que se forma, cada pareja que se casa y tiene hijos, se dedica a acumular una fortuna. Esta fortuna la logra, si es que la logra, a costa, no sólo de trabajos y sacrificios, como de esfuerzos por ganarla con todos los trucos modernos de viveza, pajarobravismo, cobrando de más o afincándose cada vez que puede. Cada vez que el socio o comprador, o sea, que el pagador del momento es rico, no se tiene en consideración que el pagador tiene un sin fin de obligaciones proporcionadas a sus medios. “Tiene plata y puede pagar”, es la consigna. A su vez el pagador sabe que le van a cobrar de más y trata de sacar todo a mitad de precio, tratando de exprimir al vendedor del momento, dando por sentado que aquél lo quiere aprovechar, sea ésta la verdad o no, no importa, “hay que estar ojo pelao”, es otra consigna. Allí tienen las dos consignas: “Tiene plata y puede pagar, hay que sacársela” y “Hay que estar ojo pelao, me lo quiere quitar”. Es la conciencia de robo que impera por todas partes. Esta conciencia, como los pensamientos, se transmiten, entran y salen de las mentes y se quedan allí donde encuentren afinidades. Son recibidos por los atrasados, los de poca evolución y los impulsan al robo, al atraco y al crimen. Esa es una de las razones del hamponato vigente.

Esta tensión constante de parte y parte hace que no se pueda pensar en otra cosa. La tensión se vuelca sobre el pobre cuerpo físico que se enferma con úlceras, porque la preocupación y el cálculo perduran a través de las horas de comida; por cáncer, porque el veneno de los disgustos lo absorbe el cuerpo, y los infartos, porque no se emplea para nada el amor del corazón que es el óleo que todo lo suaviza, todo cura. Todo lo contrario, mientras más inteligencia y menos sentimiento, mejor es para el negocio. Podría yo continuar enumerando males causados por estas consignas, pero creo que bastan estos ejemplos.

Estas consignas y esta conciencia se extiende a través de todas las actividades de la vida. No es solamente en el negocio de compra y venta. En un hospital se atiende a un enfermo, se opera a otro, con la vista puesta en su bolsillo. El único amor que se evidencia es el del médico cirujano hacia la labor de sus manos. Pero no es amor puro como sería el que este médico se desvelara por sus enfermos. Por supuesto que siempre hay quien obre con amor, pero la generalidad actúa lo mejor que puede por intereses creados. El cirujano opera lo mejor que puede por una combinación de interés en el asunto que está operando, e interés en su prestigio y esto no es virtud, entiéndase. Poco le importa que lo tilden de ladrón aprovechador. La cosa es que digan “qué tronco de cirujano, no hay otro igual”, para que esta fama le permita poder cobrar lo que se le antoje sin consideraciones. El amor por su trabajo está pues empantanado por el lucro, y ¿para qué todo ese lucro?, para comprar quintas, casas quintas, automóviles, viajes, ropa y amueblado que a su vez suban el prestigio; para adquirir peroles, que se hacen obligatorios porque todo el mundo los tiene. Se pagan los más caros colegios y se visten los muchachos con la ropa más lujosa, que se desea adquirir. Este constante pugilato necesita que la mente esté todo el día ocupada en toda esa secuencia material. No se le da un instante de pensamiento a lo espiritual, a las condiciones que van a encontrarse del otro lado ¡como si esto no existiera, ni fuera preciso considerarlo siquiera!

Del otro lado lo que se encuentra es lo siguiente: EL CUERPO FÍSICO ES UNA ESPONJA QUE CHUPA LOS EXCESOS MENTALES , ANÍMICOS Y SENSORIOS. La excesiva emotividad la soportamos porque tenemos un cuerpo que absorbe. Nadie sabe que esta absorción se convierte en daños a los órganos y a la piel los cuales se enferman. Son los achaques constantes de todos los humanos. Después de la muerte no hay cuerpo físico que chupe, y la emotividad incontrolada, mal educada, se desboca. El ser está más sensibilizado y siente todo profundamente. Oye todo lo que dicen de él los que han quedado aquí. Como éstos no saben que el que murió los está oyendo, hablan y desbarran, exageran y calumnian a su antojo. El que los escucha se desespera porque no puede debatir ni desmentir. Pide a grito volver a encarnar para quitarse la tortura y obtener el olvido que da la reencarnación, la inconsciencia de males pasados. Ese es el infierno que acabo de describir; es el purgatorio si los males se pueden soportar hasta que hayan salido y se hayan retirado.

 

Llega el dia de la muerte y lo que interesa es que la viuda y los hijos hayan quedado bien “fondeados” a prueba de miseria o de estrechez. Se considera que a los muchachos se les ha dado una buena educación porque se les enseñó a conducirse en la vida con la misma serie de tácticas. Si es mujer, que se case con un chico de esas mismas condiciones. La forma de descansar la mente y los sentimientos agotados y deprimidos a fuerza del clima negativo en que se circula todo el día y todos los días, es dando o asistiendo a una fiesta para levantar el ánimo a fuerza de “palos” que llamamos. En vez de liberar Karmas, que a eso se ha venido a la tierra, se acumulan mucho más, los cuales se apelmazan sobre los anteriores ya existentes formando costras endurecidas que se llaman cristalizaciones. Estas para ser disueltas requieren terremotos, inundaciones, cataclismos y esto es lo que están viendo las medium videntes, pues los derrumbes que están ocurriendo en el plano de estas cristalizaciones se deben, primeramente, a la luz violeta que se está deslizando en algunas mentes y segundo, a que está aumentando el número de personas estudiantes de metafísica y por consiguiente, están negando defectos y afirmando virtudes. Esto esparce vibraciones análogas que actúan por dondequiera ellas hacen contacto con otras iguales.

“Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba”. Si aquí son imprescindibles grandes maquinarias para desbaratar rocas y cerros a fuerza de golpes, igual cosa sucede con esas construcciones cristalizadas. Necesitan golpes para desbaratarlas, primero romperlas, segundo triturarlas y tercero limpiar y barrer el polvo. Ahora que en el plano espiritual hay una condición más que no hay en lo terreno. Cada monstruosidad de esas fabricadas por nosotros, por nuestras mentes y nuestros sentimientos tienen vida, piensan, oyen y hablan. Lo que piensan y dicen siempre es relacionado con el material que se les dio en el momento de su creación. Si fue una creación de furia, de odio y venganza en el momento en que se le libera hacia el aire, en el momento en que se desbarata la corteza que la aprisiona en nuestro subconsciente, ella sale al aire gritando todo lo que la fabricó. Ella no se quiere ir, ese es su creador y lucha por quedarse con él. Los medium claro-audientes, los oyen y creen que son personas que los están persiguiendo. Oyen en palabras los pensamientos que ellos mismos tuvieron hacia los demás y naturalmente, como todo se devuelve, los oyen clamando contra ellos mismos. Esta, llamémosla persecución, dura un tiempo mientras la víctima aprende a rechazarla, a negar, a afirmar, a meditar, orar, emplear la llama violeta, etc. Pero si no son metafísicos ¿cómo lo aprenden? Al fin se retiran, yendo a parar a otras cavidades humanas para quienes estos estados mentales son necesarios en su evolución. Parece que esto es un contrasentido pero no lo es. A una persona muy tímida le hace falta un reflejo de decisión y pujanza. Se le dice reflejo a la actuación de esos pensamientos ya formados y establecidos en el subconsciente. Ustedes ya saben que cada vez que se ofrece una oportunidad propicia, el subconsciente suple el reflejo necesario. Si nuestros pensamientos han sido buenos, correctos, felices, se produce un reflejo de bienestar y se manifiesta una situación feliz. Si han sido negativos se produce lo contrario. Ahora por ley de acción y reacción, la excesiva timidez atrae su contrario, la reacción abre el campo para que entre y se aloje la fuerza contraria. En este caso es un beneficio que aquella creación de violencia, que ha soltado alguien que ya no la necesite, se vaya a alojar en la mente del tímido excesivo, porque la combinación produce un término medio. Cada condición actúa sobre la otra y produce el reflejo que le hacía falta a la persona tímida. Las personas que no son claroaudientes, no oyen a sus creaciones clamando contra ellos, pero en cambio sí sienten un malestar horrible de culpabilidad, de terror, que no saben explicarse y como no saben defenderse de aquello que ellos ni ven ni oyen, sufren mucho. Les atribuyen toda clase de razones que no son exactas. Se castigan y se culpan, hablan mucho en sus estados depresivos y esto los empeora. Por esto es que se dice que los iniciados sufren mucho. Pero la providencia cuida de ellos y encuentran quienes les enseñan estas cosas, encuentran maestros y a su Cristo. Son iniciados, y ya conocen el camino y la forma de actuar. Yo ahora les estoy enseñando para cuando ustedes se enfrenten a estos estados de conciencia antiguos de ustedes mismos, sepan a qué atenerse y sepan catalogarlos, sobre todo, que sepan trasmutarlos, disolverlos con las luces, las cuales aprenderás en el próximo libro titulado: “El Maravilloso Nº7”.

 

NO PUEDE SER TU DEBER

Que si estás tratando de vivir la vida espiritual tienes derecho a la paz de tu alma y al progreso armonioso. Si estas cosas te están fallando, pídele a la Sabiduría Divina que te demuestre el motivo de la falla.

Es tu deber dedicarle un tiempo razonable a la oración diaria en la forma de una meditación, o una lectura espiritual, o un repaso de tus afirmaciones preferidas, y vivir el resto de tu vida de acuerdo con la Voluntad Divina hasta donde puedas tú en este momento. Si en realidad estás cumpliendo con este deber sinceramente, no puedes hacer más y no tienes por qué angustiarte ni reprocharte, ni tener sensación de culpabilidad por el hecho de que no estés logrando lo que en este momento presente no te es posible.

En cambio: NO PUEDE SER TU DEBER hacer algo que está más allá de tus fuerzas o de tu alcance en el momento. Dios es tu Padre, y un padre amoroso nunca le exige lo imposible a un hijo que se comporta bien con él.

NO PUEDE SER TU DEBER hacer lo que no tienes tiempo de hacer. Dios es la Sabiduría infinita, que en la Tierra se manifiesta por el Sentido Común, y no es sentido común esperar que se cumplan más deberes de los que caben en un día de veinticuatro horas.

NO PUEDE SER TU DEBER hacer lo que no tienes DE DINERO QUE TU NO POSEES! Si te estás enfrentando a semejante situación, es que algo marcha muy mal en tus pensamientos. Lo primero que es evidente es que tú crees que Dios es un ogro gigantesco que te lanzó al mundo con las manos atadas para que fracasaras de una vez por todas! Acuérdate del Salmo 46, que comienza diciendo: “Dios es nuestro refugio, nuestra fuerza y nuestra pronta ayuda en las tribulaciones”. Luego, termina diciendo: “Aquiétate y recuerda que YO SOY Dios”. Pero esto has de creerlo, afirmarlo creyendo lo que afirmas, y no simplemente repetirlo como loro, pues es tu fe la que mueve las montañas.

NO PUEDE SER TU DEBER hacer algo que sacrifique tu propia integridad  o tu progreso espiritual. Nadie en el mundo te puede obligar a mentir, por ejemplo, y NO ES VERDAD la apariencia de que no hay trabajo, o que no hay servicio, o que el dinero está muy difícil de ganar, o que está “dando mucho infarto y cáncer”, etc., etc., etc. MENTIRA, MENTIRA, compruébalo tú mismo afirmando y creyendo lo contrario. No sacrifiques tu progreso espiritual ni tu propia integridad creyendo que “LAS CIRCUNSTANCIAS” te hacen decir lo contrario!

NO PUEDE SER TU DEBER hacer hoy lo que en realidad pertenece al día de manñana. En el plano espiritual (que es la Verdad), no hay tiempo. No hay pasado ni futuro. Todo ocurre en el presente, y si tú piensas y dices (creyendo lo que dices) que Hoy está resuelto todo; Hoy están cubiertas todas las necesidades; hoy tienes toda la fuerza, toda la paz y toda la ayuda que necesitas; y que mañana será otro HOY, te darás cuenta de esa Verdad, como también comprenderás que nuestros temores son siempre para un mañana problemático. Jamás son para HOY. La Biblia dice: “Hoy es el día de la Salvación. Hoy es el día aceptado”. Porque Dios vive en un eterno Presente, jamás anda apurado, y siempre está “en un sonriente reposo”.

NO PUEDE SER TU DEBER cumplir un deber remoto sacrificando un deber cercano. El Sermón del Monte dice que primero extraigas la basura que hay en tu ojo, y luego la viga que hay en el de tu vecino, porque si no limpias primero tu vista no podrás ver para ayudar al vecino.

NO PUEDE SER TU DEBER estar apurado, o triste, o desanimado, o bravo, o resentido o antagónico, BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA. La Biblia dice: “EL GOZO DEL SEÑOR ES MI FUERZA”. Esto quiere decir que para tener éxito, para poder trabajar, para obtener nuestros logros, para ser felices, para nuestro bienestar y nuestro adelanto, tenemos que ESTAR POSITIVOS, y “positivo” significa CONTENTOS; porque el Crito dentro de nosotros no puede hacer nada por nosotros mientras estemos negativos. Él goza con nuestro gozo, y se aleja al nosotros permitirnos estar derrotistas.

 

{Continuación al presente libro de la Serie Metafísica al Alcance de Todos es “El Maravilloso Nº7” de Conny Méndez}.

 

EL MARAVILLOSO NÚMERO SIETE

INTRODUCCIÓN

El número Siete simboliza el estado de TOTALIDAD, e indica que se ha superado una etapa especial en un momento dado.

Todo en la Creación recorre siete etapas de actividad Luego viene automáticamente un momento de descanso. El Siete es un punto final que obliga un reposo para luego comenzar una nueva serie de siete pasos.

Nuestro Sol tiene siete planetas en contorno porque está regido por el número Siete, y los científicos pronto descubrirán que todo otro planeta fuera de los siete originales, no pertenece a nuestro Sistema.

Siete son los colores de nuestro prisma, Siete los sonidos musicales, Siete los días de nuestra semana, Siete los Dones del Espíritu Santo, Siete los meses de gestación para que el ser humano pueda vivir al aire, Siete son las edades del hombre (7-14-21-28-35-42-49) para lograr su madurez, autoridad y libertad. Siete son los pasos que recorre toda manifestación desde el momento en que se expresa el deseo hasta que se hace visible la demostración. Siete veces el largo de tu cabeza debe tener tu estatura total. Si tienes más - o menos - no eres armonioso.

Ahora te presento en este libro algunos otros “Sietes” poco conocidos pero muy importantes para tu desarrollo espiritual y tu evolución en este Sistema.

Doy  por hecho... que habrás estudiado y puesto en práctica la instrucción contenida en los dos libritos de texto metafísico titulados: “METAFÍSICA AL ALCANCE DE TODOS” y “TE REGALO LO QUE SE TE ANTOJE”. Si no lo has hecho, perderás mucho en comprensión de éste, ya que esta es una enseñanza graduada que te va despertanto células necesarias para tu compresnsión y realización. Hay una máxima que dice: “Cuando el discípulo está preparado, aparece el Maestro”. SI TE INTERESA ESTE LIBRO QUE TIENES ENTRE LAS MANOS, QUIERE DECIR QUE TE HA LLEGADO EL MOMENTO DE ADQUIRIR ESTA ENSEÑANZA. Comienza pues por el principio para que no pierdas nada y que aproveches bien tu presente encarnación. No te pesará.

 

La Hermandad Saint Germain

1-       La Hermandad de Saint Germain fue fundada por Conny Méndez en el año de 1945, para agrupar a todos los estudiantes de Metafísica.

2-       La Hermandad Saint Germain no tiene ningún tipo de personalidad jurídica, sede, delimitación física, directiva ni afiliación legal, ya que es de carácter puramente espiritual.

3-       Usted se hace miembro de la Hermandad Saint Germain de forma automática al leer un libro de Metafísica de Conny Méndez o del Maestro Saint Germain, y estar totalmente de acuerdo con sus enseñanzas.

4-       La Hermandad Saint Germain no está en contra de ninguna religión, grupo espiritual, ni personas en específico, su actitud incluye amorosamente toda expresión de vida en todo plano, reino, elemento, religión, clase social, raza, sexo y nacional.

5-       Objetivos de la Hermandad Saint Germain:

I-                     El estudio de la Ley del Mentalismo y las demás leyes universales.

II-                   La práctica de la Presencia de Dios a través del Cristo y el Verbo Poderoso del “Yo Soy” que es el nombre de Dios. (Ver Éxodo: Cap. 3, Vers. 14).

III-                  Dar a conocer a los Maestros Ascendidos de la gran Fraternidad Blanca su enseñanza para esta Nueva Edad, conocida como “La Era de Oro de Saint Germain”.

IV-                Familiarizar a la humanidad en el uso de los Siete Rayos y especialmente el de la Llama Violeta que es el Fuego Sagrado Transmutador.

V-                  Que el ser humano conozca sus Siete Cuerpos y los sietes Planos de Manifestación.

VI-                Poner en práctica la Ley del Amor Divino y el Perdón para toda vida, teniendo como máxima “Amor y Perdón”.

VII-               Que cada ser humano sea feliz y que esta felicidad  sea un hecho a nivel de su hogar, urbanización, ciudad, país y planeta, para el logro victorioso de La Ascensión de todas las corrientes de Vida, en consecuencia, de todo el Planeta Tierra.

1-       La Hermandad Saint Germain no ejerce nin apoya ningún tipo de actividad  que tenga que ver con comunicaciones extrasensoriales, magia negra, trabajos, prácticas que atenten contra el libre albedrío, ritos, ceremonias, dietas, disciplinas físicas, obligaciones impuestas por alguna personalidad, nin adivinaciones del futuro. Tampoco otorga grados, iniciaciones, nin títulos, ya que reconoce que a nivel crístico todos los seres humanos son iguales.

2-       La Hermandad Saint Germain tiene una cobertura a nivel planetario totalmente libre, ya que en cualquier parte del planeta se puede reunir, bajo su nombre cualquier múmero de estudiantes sin ningún tipo de liderazgo humano. La Hermandad Saint Germain tiene como única autroridad y cabeza al propio Maestro Saint Germain.

3-       La Hermandad Saint Germain tiene como libros de texto: La Serie de libros de Metafísica de Conny Méndez, los libros de Saint Germain, y los de los Maestros Ascendidos.

4-       Conny méndez dice que el estado normal de Metafísico miembro de la Hermandad Saint Germain lo describe el Salmo 91.

5-       El Título de La Hermandad Saint Germain y su afiliación son de libre uso e ingreso bajo el cual se pueden congregar todos los Grupos, Talleres, Fundaciones y Núcleos de Metafísica del mundo entero, sin pedirle permiso a ninguna persona. En ella no existe ningún tipo de exclusión o expulsión ya que las personas mismas quedan fuera de la Hermandad al dejar de poner en práctica sus enseñanzas.

6-       La Hermandad Saint Germain no está ligada a ninguna especie de movimiento político y no acepta dentro de sus núcleos de trabajo ningún tipo de polémicas, hostilidades, denigraciones ni críticas. No exige dinero por la enseñanza directa ni indirectamente. Recauda sus fondos a través de “La Donación Amorosa” y mediante la venta lícita y autorizada de libros, cassettes y fotos de Maestros.

7-       La Hermandad Saint Germain y todos sus miembros en el mundo entero están plegados al trabajo de Buena Voluntad Mundial que los Maestros conocen y sirven.

8-       La Hermandad Saint Germain tiene por símbolo la Cruz de Malta con el Corazón y la Llama Triple  y por Himno el “Yo soy Perfecto” ambos autorizados por Conny Méndez y que actualmente son de propiedad y libre uso de toda la humanidad.

9-       El Espíritu Envolvente del Maestro Saint Germain guiará a todo estudiante y Grupo Espiritual que bajo su nombre se unan al estudio de la Edad Dorada.

 

EL PADRE NUESTRO

Vamos a tratar de la oración que liga a todas las religiones. La llamada “PADRE NUESTRO”. El Maestro Emmet Fox dice que esta oración es una fórmula compacta para el dasarrollo espiritual; que fue compuesta por el Maestro Jesús  con sumo cuidado para el propósito específico de efectuar un cambio radical en el alma.

La oración está hecha en siete partes, o cláusulas.

 

Primera cláusula: Padre nuestro que estás en los Cielos.

El más pobre de los padres trata de que sus hijos no sufran, no les falte nada, y si el padre es rico, vela por sus hijos y los ayuda en proporción a su riqueza. Estar en los Cielos es una condición de perfecta dicha en todos los sentidos. Si el padre es tan dichoso, tan perfecto, tan opulento, que vive y permanece “en los cielos”, es lógico, es seguro que fuera de toda posibilidad de duda que habrá asegurado a sus hijos a prueba de adversidad! Esta es la idea contenida en las palabras “que estás en los cielos”. Tómala, medítala y ÚSALA en todas las circunstancias de tu vida. Como es la Verdad, ella te hará libre.

Al pronunciar las dos palabras PADRE NUESTRO, estarás admitiendo, confesando, y afirmando que el Padre tuyo es también el de todos. Estarás admitiendo, confesando y afirmando que todos somos hermanos. Estarás orando por el prójimo y cumpliendo con la Ley del Amor, ya que todo lo que viene después en la oración habrá sido precedido por ese requisito: ¡que los estarás pidiendo en nombre de todos nosotros tus hermanos! Dilo con esa intención y... ¡bendito seas, hermano!

El hijo siempre tiene que ser de la misma naturaleza del padre. No se concibe que un caballo pueda engendrar a una cabra, que una hormiga pueda engendrar a una abeja, que un pájaro pueda empollar a una orquídea, que un hombre pueda darle el ser a un ratón.

Si el padre es Espíritu divino con todos los dones y poderes; si vive en estado de gracia, por lo cual todo lo que desea, idea, afirma o decreta se manifiesta al instante, el hijo participa de su misma sangre, naturaleza, dones y poderes. No puede ser de otra manera. Estamos los hijos en los cielos, en estado de Gracia y todo lo que tenemos que hacer es descubrir la manera de manifestarlo. Te estoy enseñando a manifestarlo. Estás en los Cielos, si tú lo deseas, y no es que tengas que convertirte en un asceta, un mártir, un anacoreta, nada de eso. Vive en tu mundo. Te lo asignó el Padre Nuestro. Goza tu Cielo, pero recuerda darle gracias y di una vez diaria la Primera Cláusula con toda la atención e intención de que seas capaz.

 

Santificado sea tu nombre. Segunda cláusula.

El nombre de Dios es “YO SOY”, ya lo sabes. Se lo dijo el Espíritu a Moisés cuando éste se lo preguntó. También sabes que no debes, ni puedes calificar ese nombre con cosa alguna que no sea la perfección, pues si dices, o piensas YO SOY (cualquier afirmación negativa e imperfecta, estarás mintiendo y el castigo es la manifestación en tu persona de aquello que te has atrevido a afirmar).

Al pronunciar las cuatro palabras de la segunda cláusula, habrás expresado el deseo de que tus hermanos, tus prójimos y tú mismo conserven el nombre de Dios santificado, tal cual ES. O sea, que ya estás lanzando la imagen y vibración de un lenguaje depurado de toda mentira, de toda infamia, de toda falsificación, error, enfermedad, de toda imperfección. Cuando repitas la oración, piensa la Verdad de esta cláusula... y que el Padre te oiga, hermano!

 

Venga a nosotros Tu Reino, hágase Tu voluntad aquí en la Tierra como en el Cielo. Tercera cláusula.

Ya te lo dije, la intención del Padre, la Voluntad del Padre para sus hijos, es perfecta. Tu sabiduría, Su Amor, Su Omnipotencia lo ha dispuesto así; pero Su Justicia infinita también ha dispuesto que nadie ni nada interfiera entre Sus hijos y el deseo que ellos expresen.

Un padre tan sabio, sabe que a un niño se le guía sin obligarlo. Se le enseña sin forzarlo, y que tiene que sufrir caídas y golpes para poder aprender a caminar. En el Reino de los Cielos el niño es soberano. Nadie lo cohibe, todo el mundo respeta su libertad y su deseo, pero enseñándolo con inmenso amor. El niño pronto aprende que los mayores no hablan por molestarlo. Que siempre es para advertirles algo que, por el contrario, los salvará de una consecuencia desagradable. Esa es la condición del Reino. Por eso cuando decimos “Venga a nos Tu Reino”, estamos pidiéndole al Padre que nos haga agradables nuestras relaciones con nuestros hermanos, maestros, guías, vecinos, etc. Es el amor lo que rige en el Reino, lo que dicta la conducta, lo que da la incansable comprensión. La Voluntad del Padre es que los maestros nos enseñen por radiación, por inspiración directa al corazón, para que tengamos una evolución sin retardos, sin tropiezos. La Vountad del Padre, que señalamos en la Primera Cláusula, es la que rigiendo en los Cielos, deseamos verla aquí en la Tierra, y es la que volvemos a pedir en la Tercera Cláusula.

 

Danos hoy nuestro pan de cada día . Cuarta Cláusula.

La palabra PAN es simbólica de todo lo que podemos necesitar en este momento. Sabido es que el pan permanece fresco sólo un día. Mañana ya estará duro, sin sabor. Es por eso que la frase dice “de cada día”. Lo necesitamos hoy. El padre ha dispuesto que todo lo que vayamos necesitando, a medida que sintamos la necesidad, se nos vaya realizando. Eso todo está dispuesto ya. Es nuestro ya. La cláusula lo dice: el Pan NUESTRO... y DE CADA DÍA. Al mismo tiempo reconocemos que es NUESTRO. No sólo tuyo ni mío, sino de todos. Estamos allí mismo pidiendo que se le dé a todos y cada uno lo que le sea necesario en un momento oportuno.

No te llenes de pánico porque creas que algo se va a retardar, que las cosas no te van a alcanzar, porque temas que se acaben antes de tiempo, etc. Sólo tienes que enfrentarte a esta aparente necesidad con la frase que encabeza esta cláusula, o suavemente reclamar lo tuyo:

“PADRE, YA TÚ DISPUSISTE QUE YO TUVIERA ESTO. DESEO EN ARMONÍA PARA TODOS, BAJO LA GRACIA Y DE MANERA PERFECTA QUE SEA MANIFESTADO, GRACIAS PADRE QUE YA ME OÍSTE Y SIEMPRE ME OYES”!

La prueba de que todo nos ha sido concedido antes de pedirlo es lo siguiente: Seguramente que en el día de hoy tienes todo cubierto, ¿no es así? Todo el dinero que te es menester lo tienes para el día de hoy, ¿verdad?, pues mañana será otro “hoy”. Lo mismo la semana que viene o el mes que viene. No te preocupes, pues el Padre ha dicho: “ANTES DE QUE LLAMEN HABRÉ OÍDO, Y ANTES DE QUE TERMINEN DE HABLAR HABRÉ RESPONDIDO”.

 

Perdónanos nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Quinta Cláusula.

Todas las faltas que cometemos son siempre el mal uso de la energía divina que nos es entregada por toneladas cada minuto, en cada latido del corazón. Tenemos pues grandes deudas con el Padre porque hemos desperdiciado Su energía, a veces despilfarrando toneladas de energía en ataques de ira y de violencia. Si le pedimos perdón al Padre instantáneamente, el daño no es tan grande, el castigo no se materializa, primero porque “PECADO RECONOCIDO ES PECADO PERDONADO”, y segundo, porque el Padre siempre nos ha perdonado ya. Somos nosotros mismos los que tenemos que perdonarnos, y esto lo hacemos al reconocer que hemos faltado.

Ahora el punto clave de la cláusula: Así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Así como tú te conduces hacia tu prójimo, así puedes esperar que el Padre se comporte contigo. Mas, no es el Padre directamente quien te da la recíproca, sino Sus Leyes y Principios. El Padre es siempre Misericordia y Perdón. Son las Leyes las que dan a cada uno su merecido.

Jesús compuso la oración con tal maestría que nosotros, al pedir perdón, si no hemos perdonado a nuestro hermano antes, se nos atajará el pedido en la garganta, no podremos seguir adelante y tenemos que salir a arreglar las cosas cuanto antes.

Si eres de los que ves que todo se te está entorpeciendo, que todo lo que emprendes lo sacas a duras penas, con luchas gigantescas, no se te ocurra decir que es que “no tienes suerte”, o que “tienes muy mala pata” ¡Mentira! Lo que pasa es que eres duro con tu hermano, no has perdonado a alguien, o continuamente culpas a otros por tus fracasos. Primero perdona a todo el mundo. Hazte la obligación de decir esta frase antes de poner tu cabeza en la almohada de noche:

“PERDONO A TODO EL QUE NECESITE MI PERDÓN. A TODO HOMBRE, MUJER O NIÑO. ME PERDONO YO MISMO Y PIDO PERDÓN AL PADRE”.

Y que tu dicho sea sincero, absoluto, amplio, pues si queda en tí algún pequeño resentimiento contra alguien o algo, será un muro entre tú y el Padre. Un muro entre tú y las manifestaciones de paz y prosperidad.

De ninguna manera repitas el acto de perdón que le hagas a alguien, pues sería como reconocer que tu perdón no tiene gran validez. Cada vez que te venga a la mente, siempre di: “YO YA LO PERDONÉ”.

 

No nos dejes caer en la tentación, y libranos del mal. Sexta Cláusula.

El Padre no nos manda tentaciones. La verdad de esta frase es que tanto más elevación tienes alcanzada, tanto más susceptible, sensible te haces, y te esperan poderosas y sutiles tentaciones contra las cuales debes estar en guardia. La peor de todas es el ORGULLO ESPIRITUAL. Esto levanta un muro de acero entre el individuo y su Dios. Contra esto hay que afirmar a menudo el famoso dicho del Maestro Jesús “Soy manso y humilde de corazón”. Esto último te indica que es la petición del corazón la que es contestada. Si tú pides “NO ME DEJES DESPERDICIAR OPORTUNIDADES DE HACER EL BIEN” verás cómo eres protegido contra el desperdicio. Pues si tú pides que no se te deje caer en aquellas tentaciones sutiles, serás atendido y protegido, porque bien claro lo dice la Biblia, “si el hijo pide pan al Padre no le dará una serpiente!”

Dicen que el peor de los pecados es aquel del cual no estamos conscientes. Pídele al Padre que te muestre tus faltas ocultas. Pídele al Padre que no te deje ser víctima de cosas como el trabajar para tu propia gloria, o de ejercer preferencias personales en tu ayuda y servicio a la humanidad. Pide y se te dará. Toca y te será abierto. Busca y encontrarás.

Líbranos de todo mal. Esto no necesita explicación, pero sobre todo, pide que se te haga comprender cuán irreal es el llamado “mal”. Eso no existe, ya que la apariencia de todo mal es simplemente un estado en que impera el polo negativo al cual sólo le falta el polo positivo para convertirse en el Bien evidente. No puede existir algo que no tenga ambos polos. Lo que esté expresando únicamente su polo negativo se equilibra y parece desaparecer en cuanto se le polariza con el positivo...

 

Pues Tuyo es el Reino, el Poder y la Gloria. Séptima Cláusula.

¡Sabia y potente afirmación! Con ella se te obliga a reconocer al Padre como Única Presencia y Único Poder. Se te obliga a disolver el orgullo espiritual, la última de las faltas a superar. El ejemplo de tremendo castigo que acarrea esta falta lo han dado en la “caída” del más glorioso de los ángeles, LUZBEL, que se convirtió en LUCIFER por el pecado de orgullo. Esto debe ser una alegoría porque ningún Maestro nombra a semejante personaje; pero sea lo que fuera, la afirmación última del Padre Nuestro lleva la misión de liberarnos del último de los peligros, siempre que sea dicha con intención, fervor y devoción sincera.

 

LOS SIETE ASPECTOS DE DIOS

¿En qué se diferencian la Ciencia y la Religión? En que la primera representa la Sabiduría Divina, la segunda representa el Amor Divino?

Así como aquello que llamamos Dios, o el Creador, es UNO SOLO INDIVISIBLE, toda la Creación es una sola, vista bajo sus innumerables Prismas o infinitas manifestaciones. La Ciencia y la Religión son una sola cosa, vista bajo dos caracteres diferentes, como luego veremos. Forman un círculo en que la una se convierte en la otra y la otra se convierte en la primera.

Estudiemos primero los Siete Principales Aspectos de Dios. Dios es VIDA – AMOR – VERDAD – INTELIGENCIA – UNIDAD – ESPÍRITU – PRINCIPIO.

En el librito Nº1 llamamos “Alma” al aspecto “Unidad”. Es cuestión sólo de preferencia.

Dios es Vida. Dios está en todas partes. La Vida está en todas partes. La Vida es Dios. Es su Primer Aspecto. La Vida es indestructible. Luego. La Muerte no existe. Sólo existe la Transformación, de una forma en otra.

Es infantil pensar que Dios es un hombre con caracteres humanos. La forma humana que presentamos los habitantes de este planeta, no es sino para este planeta. La vida se manifiesta en forma adecuada a su medio ambiente, así como en el agua la vida existe en forma de pez para poder circular y desplazarse con fluidez en el elemento agua que lo rodea enteramente. Así como en el elemento agua no se requieren pulmones que inhalen aire, pues asimismo, en otros planetas donde no haya aire, los habitantes están conformados de una manera diferente a los humanos de Tierra. Es absurdo pensar que porque en Venus el calor no es soportable para un terreno, quiera decir que no existe vida allí! La vida se manifiesta en todas partes. En un potecito de tierra surge la vida en forma de una hierbita, porque esa es la forma que adopta la vida en tal ambiente y condiciones.

Dios no cambia jamás porque es Principio y un principio no puede cambiar. La Vida, pues, no es posible que se convierta en Muerte. Sería un contrasentido. Vida no puede ser Muerte ni muerte puede ser Vida. Luego, lo que llamamos muerte no es verdad, ya que aquello que pretenda contradecir un Principio es mentira. La muerte no tiene permanencia. La Vida Sí. La muerte es una transición de un estado a otro. De un estado de Vida a otro estado de vida, se entiende, o sea que el individuo termina con una etapa de su evolución y se gradúa a otra.

La evolución es continua. No se detiene jamás. De aquí a miles de años tú estarás vivo en alguna parte, evolucionando, transformándote, con conocimientos y poderes infinitamente superiores a los que posees hoy. Piensa que eso mismo le ha ocurrido a todo ser humano que haya pasado por este planeta en su trayectoria, en su evolución. Es urgente que comprendas lo que te acabo de decir, porque más adelante vas a saber verdades que te van a sorprender, pero ante las cuales no debes enfrentarte en estado de incredulidad. Los que hoy no pueden comprender que otros planetas estén habitados con formas de vida que se acoplen a las condiciones químicas particulares al planeta, están en la situación de la rana en su pocito que tiene que negar las  copas de los árboles porque no alcanza a verlos.

La Vida es invisible. Lo que vemos es sus efectos. Dios es invisible, pero lo vemos en todas partes a través de Sus manifestaciones; DEBES PUES, CONSERVAR TU MENTE ABIERTA PARA RECONOCERLE POSIBILIDAD A TODO, POR EXTRAÑO QUE TE PAREZCA.

La Vida tiene tres condiciones inequívocas: Salud, alegría, entusiasmo. Estos tres igualan = Felicidad. Diariamente da gracias al Padre porque tienes Vida, porque Él se está manifestando a través tuyo en su aspecto Vida. Tu corazón está latiendo, luego tienes a Dios, la Vida, presente en tí, EL LATIDO DEL CORAZÓN ES LA PRIMERA PRUEBA DE VIDA.

Esta es una meditación. Medita sobre la Vida. Mientras más la pienses, la analices, más la manifestarás, más alegre te sentirás, más salud demostrarás, más feliz serás. LA TRISTEZA ES LA PÉRDIDA DEL SENTIDO DE DIOS EN NOSOTROS. Cuando sabemos que Dios es nuestra Vida; que no puede morir; que es alegría, salud y dicha constante, no podemos darle cabida a la tristeza. La Biblia dice: “Los hijos de Dios gritan de dicha”. También dice: “La dicha del Señor es mi fortaleza”. Cuando te sientas triste, comienza a darle gracias a Dios de que la Verdad es Vida y Alegría, Salud, Dicha, y a los pocos momentos te sentirás otro.

La Vida es movimiento. Los niños están llenos de Vida y lo manifiestan en su inquietud. CUANDO HAYA UN ENFERMO, CÚRALO PENSANDO EN QUE ÉL ES VIDA, LA VIDA ES SALUD, ES DIOS, Y NO PUEDE ESTAR ENFERMO. ESTÁ MOVIÉNDOSE, SU CORAZÓN ESTÁ LATIENDO, LUEGO, DIOS SE ESTÁ MANIFESTANDO EN ÉL. RÉTALO MENTALMENTE:

“NO PUEDES ESTAR MANIFESTANDO UNA MENTIRA”.

Se curará.

Contra la indiferencia, la falta de ambición, la apatía, la displicencia, el conformismo, el estancamiento, el atraso, la parálisis, la poliomielitis, háblales mentalmente y diles que son mentira, que no tienen poder alguno porque la única Presencia y el Único Poder es Dios y Dios es Vida, Entusiasmo, Salud, Energía, Dicha.

 

VERDAD...

Vamos a dar como Aspecto Segundo la Verdad.

No importa cómo se coloquen. Todos los aspectos son Uno Solo. La Verdad es una Presencia Imperante, eterna y constante.

NO IMPORTA LA MENTIRA QUE SE ESTÉ REPRESENTANDO O HABLANDO, LA VERDAD ESTÁ AHÍ, VIVIENTE, PRESENTE. INVÓCALA Y SE MANIFESTARÁ. Es una Entidad Viviente porque es un Aspecto de Dios. ES DIOS MISMO ACTUANDO. Alguien dijo: “En medio del vocerío más bullanguero en que se esté negando a Dios a gritos, Él está callado. No se impone. Pero invoca Su Presencia y verás Su Manifestación”. Eso es porque Él es la Verdad. La Verdad Absoluta. Donde presencies una verdad relativa, reconoce que la Verdad Absoluta está presente y la verás con tus ojos. DONDE ALGUIEN TE TRATE DE CONVENCER DE ALGO QUE TÚ NO ESTÉS ACEPTANDO PLENAMENTE, DILE A LA SITUACIÓN MENTALMENTE QUE LA VERDAD ABSOLUTA SE ENCUENTRA EN ELLA Y VERÁS SUCEDER ALGO QUE LA TRAIGA A LA VISTA.

Jesús dijo: “Conoced la Verdad y Ella os hará libres”. Fíjate cómo él la trata; como persona, como entidad, ELLA. La Verdad es la gran sanadora junto con el Aspecto Vida.

Cuando necesites una información; cuando sospeches de algún engaño; cuando vayas a firmar algún documento; cuando esté siguiéndose un juicio, expresándose una opinión o sospeches un engaño, etc., AFIRMA QUE LA VERDAD SE ENCUENTRA EN PLENA CIRCUNSTANCIA PORQUE LA VERDAD ES DIOS Y ESTÁ EN TODAS PARTES. Verás manifestarse la Verdad, ante ella todo se queda callado. Una mentira obliga otra y luego otra, y otra. Además obliga a estar hablando y protestando. Una verdad tumba todo lo que antes se afirmó falsamente, y todo permanece en silencio.

¿Qué sucede cuando alguien se te abalanza acusándote de algo? Si tú lo hiciste y lo niegas por temor, se te pone la situación imposible. Te salen muchos acusadores y te encontrarás envuelto en una gritería complicadísima que no le verás el fin. En cambio, acepta la acusación y di: “Es verdad, sí lo hice”. Verás desvanecerse la acusación junto con la ira del que venía atacándote. Le verás avergonzado de su propia violencia. Lo verás ensalzándote. Lo verás convertirse en tu amigo del alma. Jamás niegues algo por orgullo, o por no quedar mal, o por temor de lo que te pueda caer encima. La Verdad de Dios. Cuando lo confieses, sabiendo que estás invocándolo verás el Espíritu Divino actuando entre los hombres. La verdad SIEMPRE está de parte tuya. Acostúmbrate a no temerle. La Verdad no puede obligarte a mentir, como por ejemplo, cuando te enfrentes a un caso en que decir la verdad te acarrea un problema. Quiero decir, cuando la verdad implica a otro, delata alguna cosa vergonzosa, invócala y dile, como quien invoca a Dios mismo, “SÁLVAME. NO QUIERO DAÑAR A NADIE. TÚ NO PUEDES NI OBLIGARME A MENTIR, NI PRODUCIRME PROBLEMAS POR LEALTAD HACIA TI” Y verás desvanecerse la situación peligrosa.

El reconocimiento de Dios en la Verdad te evitará horas de trabajo y cansancio cuando estés buscando información, o cosas así como un objeto perdido, un lugar, una casa, una persona, etc. La información que sea necesaria te vendrá en alguna forma. Algo ocurrirá que te compense.

 

AMOR...

Tú has oído decir mucho. “Dios es AMOR”. El Amor es también invisible. Todos los aspectos de Dios son invisibles. Pero todos son Absolutamente reales. Vemos los efectos, y no los podemos negar. De modo que cuando alguien te diga: “Soy ateo. No creo en Dios”, le dirás: “Mentira”, porque esa persona ama a alguien. A su madre, a su hijo o a su perro. SIEMPRE se ama algo aunque no sea sino a su propia comodidad. Hay una preferencia. Hay una distinción entre el bien y el mal. Hay un reconocimiento de lo bueno. Luego, se cree en lo bueno. Luego, se cree en Dios aunque no se esté consciente de ello, porque Dios es el Bien, Dios es lo Bueno, Dios es Bueno. Jesús dijo: “no me llaméis bueno. No hay sino uno solo Bueno... Dios”. Dios está en todas partes. El Bien, lo bueno, está en todo.

El número clave de nuestro universo es el 7. Se compone de tres unidades negativas y cuatro unidades positivas. Es lo mismo decir cuatro blancas y tres negras, cuatro buenas y tres malas, cuatro unidades de luz y tres de oscuridad. El hecho es que el Bien siempre es mayor que el Mal. El Positivo mayor que el Negativo. El Yo Superior mayor que el Yo inferior. ¡El Ángel, más poderoso que el Diablo! Y al bendecir el Bien contenido en las 7 unidades, se aumenta el Bien porque tú sabes que lo que uno bendice se engrandece. Es un poder que tenemos todos, hasta los más ignorantes. BENDICIENDO EL BIEN DESAPARECE EL CONTENIDO LLAMADO “MAL”. ESO QUE BENDICES TE MUESTRA DE INMEDIATO SU ASPECTO BUENO. HAS RECONOCIDO LA VERDAD, HAS ALABADO A DIOS, Y ESO TE LIBERA DEL MAL QUE TE ESTÉ MOLESTANDO. PRUÉBALO. No me lo creas sin comprobarlo. Es facilísimo comprobarlo. Sólo tienes que decir:

“BENDIGO EL BIEN EN ESTA SITUACIÓN (O CONDICIÓN) Y QUIERO VERLO”. Te asombrará el resultado. Esto es amar el Bien. Es amar a Dios. Es amor.

 

SI QUIERES IMPEDIR QUE ALGUIEN TE HAGA DAÑO, DI MENTALMENTE:

 

“TE ENVUELVO EN MI CÍRCULO DE AMOR”.

Lo verás cambiar al instante. Envuelve a tu casa en tu círculo de amor y a todos los que se acerquen a ella. Jamás te podrán robar ni dañar tu propiedad. A esas personas que están atormentadas porque el esposo (o la esposa) le está siendo “infiel”, o simplemente que se han enamorado de otro u otra, que digan, pensando en la rival, “te envuelvo en mi círculo de amor”. Que persistan hasta ver el cambio maravilloso que ocurre. NO ES INDISPENSABLE SENTIR ESE AMOR. BASTA CON LA BUENA VOLUNTAD DE EXPRESARLO. Buena Voluntad es Amor. El Amor Divino jamás falla. Pero hay que comprender que el Amor Divino está dentro de nuestro corazón. No se puede manipular de afuera hacia adentro. Estando la Vida dentro del latido del corazón, tienen que estar todas las virtudes de Dios y como esto es la Verdad, al afirmarlo comienza a exteriorizarse. Los siete aspectos de Dios se entremezclan y se manifiestan, o bien separadamente, o conjuntamente, pero todos están unidos y están dentro de nosotros. Esto es el Yo Superior o El Cristo. La Verdad. NO ES VERDAD, PUES, QUE SEAMOS “MALOS”. ESTO ES SOLO UNA FALSA CREENCIA, PERO COMO MANIFESTAMOS TODO LO QUE CREEMOS, MANIFESTAMOS ODIO Y MALDAD AL CREERNOS “MALOS”. Comienza a decretar que eres perfecto o perfecta Hija de Dios, con todas Sus Virtudes y comenzarás a manifestarlas donde antes manifestabas metiras.

En el librito Nº2 de la Serie “Metafísica al Alcance de todos”, hay una oración-ejercicio del Maestro Emmet Fox, para desarrollar el Amor Divino. Es simplemente una serie de afirmaciones de la Verdad, y que te transformará.

San Pablo dijo: “ERES TRANSFORMADO POR LA RENOVACIÓN DE TU MENTE”. Esa renovación es lo que logran las declaraciones de la Verdad, las afirmaciones basadas en la Verdad Divina. Cuando te hayas transformado: que no conserves en ti rencor, ni odio, únicamente buena voluNtad hacia todo y hacia todos; que no sientas deseos de ver a nadie “castigado”. Que jamás pienses “Bien hecho. Lo merece”. Respecto a nada ni nadie, podrás curar con sólo pronunciar la palabra y en muchos casos con tu sola presencia. Esto no quiere decir que aprobarás un acto errado, pero al niño que rompe un objeto valioso no se le odia. Se le enseña, se reprueba el acto, pero no el actor.

HAY ALGO DE SUMA IMPORTANCIA. POR NADA DEBES PERMITIR QUE SE TE ENGAÑE O QUE SE ABUSE DE TI. Muchos creen que están expresando Amor Divino, creen estar perdonando, cuando lo que están haciendo es encubriendo y hasta ayudando a cometer desaciertos. Esto no es otra cosa que hacerse cómplice del infractor y participar en el Karma o castigo de él. Protege tu derecho, pero sin violencias. PERDONA Y OLVIDA, PERO NO APLAUDAS APROBANDO EL ERROR. CURA.

El temor, la crítica y la condenación, destruyen, impiden que se realicen tus tratamientos. SI TUS ORACIONES NO ESTÁN SIENDO CONTESTADAS, ES SEGURO QUE NO TE HAS QUITADO EL RENCOR HACIA ALGUIEN, HACIA ALGO COMO UNA INSTITUCIÓN, UNA RELIGIÓN, UN RECUERDO, ALGO. SI NO SE TE ACABA DE QUITAR EL TEMOR, SEA POR LO QUE FUERE, ES PORQUE ESTÁS FALTANDO A LA LEY DEL AMOR POR ALGÚN LADO.

El Amor no es simplemente sentir, no. Es compartir, es ser consecuente, es tener lealtad, es desear el bien, es tener buen humor, tener buena Voluntad, es no querer dañar, es ser considerado, es devolver el bien por el mal, es amar lo bello, es tener paciencia, es ser cortés, es obrar con bondad, es sonreír siempre. Es comprender a los demás, es colocarse en el lugar de otros, es defenderlos cuando están ausentes. Es ayudar, es ser apreciativo de la labor ajena, es encontrar todo bien y no “siempre malo”, sin ser hipócrita por supuesto. Es buscar el bien y la belleza en todo, como hacía el Maestro Jesús, por ejemplo cuando yendo por un camino con los apóstoles se encontraron con el cadáver de un perro en estado de descomposición. Los apóstoles se cubrieron la nariz y los ojos y se remangaron las batas para no contaminarse. El Maestro miró los restos del animalito y comentó: “Ni las perlas son tan blancas como sus dientes”.

AMAR ES ENSEÑAR AL QUE NO SABE Y NO CRITICARLO Y CULPARLO PORQUE NO SABE, Y CUANDO SE VE QUE NO SABE.

AMOR NO ES DAR LIMOSNAS POR LA CALLE, NI DAR TODO LO QUE SE NOS PIDE. NO ES FACILITARLE TODO LO QUE LE FALTE A TODO EL QUE SE ACERQUE A NOSOTROS. HAY PERSONAS QUE CREEN QUE ES EL DEBER DE ELLAS COMPONERLES ÍNTEGRAMENTE TODOS LOS PROBLEMAS A LOS DEMÁS. ESO ES IMPEDIRLES QUE ADELANTEN POR SUS PROPIOS ESFUERZOS. ES QUITARLE SU KARMA Y APROPIÁRSELO. Luego se quejan de los problemas y obstáculos que ellas mismas sufren, y que creían haber superado! EL AMOR ES, PUES, SER MANSO Y HUMILDE DE CORAZÓN, y al repetir a menudo esta afirmación se va desarrollando el Amor en Tí. (Yo Soy), etc.

Si temes algo, estás pobre de Amor Divino. El que ama con Amor Divino siempre piensa la Verdad, “ve” la Verdad  a través de la mentira cada vez que se le presenta un caso de enfermedad, de crimen, de injusticia, de negatividad. EL QUE ESTÁ EN EL AMOR DIVINO NO CUENTA SUS HAZAÑAS, LAS CURACIONES QUE LOGRA, LOS PROBLEMAS QUE RESUELVE EN LOS DEMÁS, PORQUE ES PRUEBA DE QUE SE AMA MÁS A ÉL MISMO DE LO QUE AMA A DIOS. CUANDO SE ESTÁ HACIENDO UN TRATAMIENTO NO SE CUENTA, NO SE HABLA A OTROS LO QUE SE ESTÁ TRATANDO PORQUE SE DESPERDIGA LA FUERZA. CUANDO JESÚS SANABA PEDÍA QUE NO SE LO DIJERAN A NADIE, YA QUE EL REFERIRLO ES ORGULLO ESPIRITUAL, O CONSIDERAR MÁS IMPORTANTE TU HAZAÑA, TU PRESENCIA MATERIAL.

Cuando hagas un tratamiento por ti o por otro, hay un momento en que sentirás paz. Eso lo llamaba el Maestro Fox “la bajada del Espíritu Santo”. Al tú sentir el Espíritu Santo, deja de pedir o “tratar”. Espera con fe y paz. Significa que el tratamiento ya tuvo efecto. Muchas veces se siente deseos de suspirar. Es señal segura de que el tratamiento “le llegó” a la persona tratada.

 

INTELIGENCIA...

Es el Cuarto Aspecto Principal de Dios. Dios no es solamente inteligente, sino que ES LA INTELIGENCIA. Dios está en todas partes y ES la inteligencia, luego todo contiene inteligencia. Medita esto para que llegues a una conclusión asombrosa: Que no solamente son inteligentes los animales y las plantas, sino también los objetos inanimados!! Son compuestos de átomos. Todo está hecho de átomos y el átomo es inteligente. El núcleo del átomo es luz. Esa luz es inteligencia. Es Dios. Es Energía. Se mueve, circula, siente, se adhiere a lo que le conviene o repele lo que no le sirve. Obedece la Ley de la Atracción que en términos anímicos-religiosos, es el Amor. El átomo, pues, está compuesto de las dos principales facultades o condiciones (como quieras llamarlas), universales: Inteligencia y Amor, el Padre y la Madre, el Positivo y el Negativo. Más adelante te volverás a encontrar con este Aspecto en la Ley de Generación.

La sustancia de todo lo que existe es Inteligencia. Es Energía Atómica que es Dios. No vemos la Inteligencia. Es invisible, pero vemos sus efectos, como todos los aspectos de Dios.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CUANDO HAYA COSAS EN TU VIDA QUE NO MARCHEN BIEN, HAZLES UN TRATAMIENTO RECORDÁNDOLE QUE SON INTELIGENCIA Y LAS VERÁS COMPONERSE. NO IMPORTA LO QUE SEA, TU CUERPO, TUS ÓRGANOS, TUS ARTEFACTOS ELÉCTRICOS, TUS PLANTAS, ANIMALES, HASTA TU ROPA. LE HABLAS AL ARTÍCULO Y LE RECUERDAS QUE TIENE LA INTELIGENCIA DIVINA Y NO PUEDE MARCHAR CONTRARIO A ELLA. QUE FUE INVENTADA PARA TRAER ARMONÍA A TU VIDA Y NO PUEDE SER QUE DESARMONICE. VERÁS MILAGROS, PUES SI ESTÁ DAÑADA RESPONDERÁ AL INSTANTE A CUALQUIER TRATAMIENTO FÍSICO QUE SE LE HAGA.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Si le atribuimos a Dios cada cualidad de un Dios infinitamente inteligente, amoroso, tierno, justo, infinito y todopoderoso, Él se nos manifestará a sí mismo. La Biblia dice que Dios nos comunica: “LO QUE TÚ PIENSES QUE YO SOY, ESO SERÁ PARA TÍ”.

Debemos hacer tratamientos para hacernos más inteligentes, por lo menos tres veces a la semana. Cuando los niños estén trayendo malas notas en los estudios, se les debe hablar al Yo Superior en ellos y recordarles que Él es la Inteligencia Divina. Responderán de inmediato. Los niños responden siempre. Y al tratar a una persona, ese tratamiento no se vuelve a borrar jamás y aunque sea dentro de cincuenta años o más se mostrará una persona mejor y más inteligente por el tratamiento que se le hizo cuando niño.

Bendice la inteligencia en tus empleados o tus  compañeros de trabajo, en tus familiares, en todo el que muestre señales de estupidez, etc.

Cada órgano y cada célula es inteligente. Cuando alguien manifiesta falta de vista, de oído, de salud, malos dientes, caída de cabello, gordura excesiva, hay que hacerle saber que no sería inteligente haber formado un cuerpo que necesita de todo eso para existir sobre este planeta, o que se descompongan cuando más se necesitan. Hay que hablarles a los órganos y a las células y decírselos. Si ya sabes esto y no cumples, se te devolverá el mal que les haces, agrandándose el defecto. Cuando la raza humana haya comprendido que Dios es Inteligencia y que está en todo, se eliminará la creencia en la vejez y en la muerte también. Se habrá desaparecido la enfermedad y la fealdad.

ESTOS ASPECTOS DE DIOS NOS PERMITEN PENSAR EN ÉL DE UNA MANERA INTELIGENTE, Y ESTO ES ORAR. CADA VEZ QUE PIENSES EN UNO DE ESOS ASPECTOS LO ESTARÁS DESARROLLANDO EN TI. CADA VEZ QUE LOS AFIRMES EN TI SE AUMENTARÁN. CUANDO SE TE PRESENTE UN PROBLEMA, RECUERDA EL ASPECTO CON QUE ESTÁ RELACIONADO, DECRÉTALO, AFÍRMALO, RELACIÓNALO Y SE ARREGLARÁ.

 

UNIDAD... INDIVIDUALIDAD

Dios es UNO Tú y yo somos individualizaciones del Dios Único. Entiende que no es tu cuerpo sino tu Yo Superior, tu Cristo, tu Chispa Divina, como quiera que se llame, lo que es una individualización del Dios Único. Tu cuerpo es una parte de tu conciencia carnal, que ha sido hecha para poderse movilizar en el planeta Tierra. Es sólo el cobertor de todo lo que eres tú. TÚ eres la presencia de Dios en el lugar donde te encuentres, lo cual no significa que eres un absurdo pequeño Dios personal! Tú eres como el bombillo, o un bombillo en la corriente eléctrica. Al ser encendido representa luz, sin ser la única luz. La corriente está presente en todo el circuito, pero se hace consciente en el bombillo encendido, podríamos decirlo así.

Al llegar a comprender que somos individualizaciones de Dios no puede hacernos vanidosos. Debe darnos humildad y confianza en nosotros mismos, así como quitarnos el temor.

Dios se individualiza como hombre, como ángel, como espacio, como tiempo, célula, como átomo, como sol, como luz. Individuo no significa, como cree mucha gente, “separado”. Lo contrario, significa “parte integral”. Dios, porque Dios, se puede individualizar en innumerables seres distintos. Siendo Él la Vida, está individualizado donde quiera que haya vida.

Para muchos esto será una idea muy nueva, y deben meditarlo hasta que la comprendan. No se domina rápidamente. Hay que pedir luz y cuidarse de hacer conclusiones temerarias.

CUANDO DE PRONTO TE TOCA EFECTUAR UNA TAREA QUE TE PARECE DEMASIADO GRANDE PARA TI, DEBES RECURRIR AL ASPECTO DE DIOS “UNIDAD”, Y CREER QUE DIOS ACTÚA  A TRAVÉS DE TI. SI COMPRENDES ESTO VERÁS CÓMO TE DESENVUELVES DE MARAVILLA. El asunto entonces se convierte en “Nuestro asunto”, uno con Dios, en lugar de “Mi asunto”, tuyo exclusivamente. El hombre es el instrumento. Dios es el actuante.

 

ESPÍRITU...

Dios es Espíritu. ¿Qué cosa es espíritu? Es aquello que aunque invisible, no puede ser destruido, dañado, lastimado, degradado en modo alguno. El Espíritu no puede envejecer, ni morir, ni deteriorar, ni cansarse. No puede conocer pecado, ni resentimiento, ni desilusión, es lo opuesto a la materia, pero cuando se reconocen las condiciones espirituales, la materia se acopla a ellas. Es decir, la materia se desgasta y el espíritu no. Es sustancia, lo que no está sujeto a la descomposición ni a la discordia. Cuando se piensa en el espíritu provoca una renovación en la condición mencionada, porque Espíritu es lo opuesto a la materia.

Tú eres espíritu. Tú, en la Verdad, no morirás. La materia no es, por supuesto, una ilusión. Existe y se desintegra, pero no es tu verdad. Es sólo un vehículo para movilizar el espíritu en la Tierra. Ella atiende y obedece las órdenes que le son dadas amorosamente, ya que LAS CÉLULAS SON INTELIGENTES Y SON ENTIDADES BAJO EL GOBIERNO DEL ELEMENTAL DE TU CUERPO, EL CUAL ES EL MISMO QUE TE HA INTEGRADO Y DESINTEGRADO DESDE LA PRIMERA VEZ QUE ENCARNASTE EN ESTE PLANETA. ÁMALO. HÁBLALE. DALE LAS GRACIAS POR SU SERVICIO DESINTERESADO A TRAVÉS DE TANTOS MILES DE AÑOS, pues los Elementales cumplen su labor y lo único que esperan es la gratitud y el amor de aquél en quien efectúan su misión.

Tú eres superior a todo eso: materia, Elementales, células, etc. Tú das una orden cuando piensas o recuerdas que todo lo que estás viendo contiene a Dios, la Perfección. Cuando por fin llegas a comprender que todo es una idea espiritual, o sea, una creación de Dios (porque hasta las falsas creaciones llamadas “creaciones humanas” son fabricadas con sustancia divina que el hombre dispone con el pensamiento), o sea, que cuando tú “Conoces la Verdad”, esa cosa, sea un órgano dañado, sea una condición negativa cualquiera, recibe la orden de manifestar la Verdad espiritual y lo cumple.

Estas órdenes se las puedes dar a todo lo animado y lo inanimado. Desde tu cuerpo y tus circunstancias hasta tus zapatos, tu reloj, tu casa, una silla, un teléfono, un televisor, etc. Los Objetos Inanimados son ideas espirituales dadas al hombre al través de su mente, que es parte de la Mente Divina. Deben marchar a perfección porque en perfección salieron de la Mente Divina para el bienestar del hombre, el Hijo de Dios.

Aquellos que no están aún familiarizados con las leyes espirituales sentirán extrañeza ante estos datos. No me crean. Comprueben todo y si no han leído los libritos anteriores, procedan a leerlos cronológicamente para poder comprender lo que están leyendo.

 

PRINCIPIO...

El séptimo Aspecto Principal de Dios es Principio. ¿Qué cosa es Principio? Procedamos a considerar unos ejemplos ya conocidos por ustedes.

“El Agua busca su propio nivel” es un principio. Toda agua, en toda la Tierra, jamás se dobla ni se quiebra. Inclinando un vaso de agua hacia la tierra, el agua permanece horizontal, o sea que busca su propio nivel, horizontal. Esto no cambia jamás. Tú no puedes obligarla a subir un cerro verticalmente. Puedes impulsarla mecánicamente a que alcance un nivel superior y por escalones irla llevando hasta la cima del cerro. Puedes dejarla caer desde un nivel superior a un nivel inferior, pero en cualquiera de los niveles, ella se mantiene horizontal. Ese es su nivel y ella se adapta a él.

“La materia se expande bajo el calor”. Es un principio y por eso jamás varía. “Los ángulos de cualquier triángulo siempre suman 180º”.

Estos principios son ciertos desde hace billones de años y seguirán siendo ciertos de aquí a billones de años. Jamás cambiarán en ninguna parte.

Dios es el Principio de la Armonía Perfecta, por consiguiente lo que haga Dios Creador tiene que ser de acuerdo con la Armonía Perfecta. Si no lo estamos viendo así, el defecto está en nuestra vista, interior o exterior.

La Oración Científica, que estudiamos en estas enseñanzas, no trata de cambiar las leyes ni le pide a Dios que transforme una ley para complacernos. Nos sintoniza con el Principio y vemos cómo nos sale el asunto perfecto.

Así como cuando tú quieres escuchar un programa especial en la radio o televisión, tú buscas sintonizar tu aparato con la onda de la Estación, así cuando quieres proceder en cierto modo, piensas en Dios o en la Ley relacionada, o en la Entidad que se encarga de ese departamento (Maestro Ascendido, Arcángel, Elohim, etc.), o simplemente en tu Cristo Interior que es tu Yo Superior, y pides Luz, ayuda, inspiración, y verás manifestarse lo que pides. Insiste en tu derecho de que la perfecta armonía es la Ley del Ser, y no se te puede negar lo que pidas porque ésta es una poderosísima afirmación, porque es la Verdad, y la Verdad es Dios.

Estos siete Aspectos de Dios son, cada uno, un elemento. Dios los contiene todos a la vez así como una flor presenta a la vez fragancia, color, forma y textura. Sin embargo, podemos hablar de cada aspecto por separado.

Dios es el nombre que le da la religión al Creador. Mente es el nombre metafísico y Causa es el nombre que le da la Ciencia. El universo es el efecto de la Causa, o Dios. Dios es Bueno, es el Bien, luego el universo tiene que ser bueno.

El Dr. Fox recomienda hacer el tratamiento “Para el Amor Divino” y reemplazar la palabra Amor por la del Aspecto que quieras desarrollar en ti.

La Religión dice AMOR. La Ciencia dice Ley de Generación. La Religión dice VIDA. La Ciencia dice Ley de Mentalismo. La Religión dice Bueno y Malo. La Ciencia dice Positivo y Negativo, o Polaridad. La Religión dice Dios es El Principio de todas las cosas. La Ciencia dice Causa, y los Principios.

En la página siguiente comenzaremos a estudiar Los Principios. Ves tú cómo esta serie de Aspectos que presentan la parte anímica, sentimental o religiosa se empatan con la parte científica o mental que le sigue, formando - como quien dice -  un círculo? EL PRINCIPIO es uno. Sin embargo, ahora lo vamos a estudiar en un aspecto séptuple.

 

LOS SIETE PRINCIPIOS UNIVERSALES

Mentalismo, Correspondencia, Vibración, Polaridad, Ritmo, Causa y Efecto, Generación.

 

Repite esta lista en el orden dado hasta que la sepas de memoria, pero recuerda siempre que la división y enumeración se emplean únicamente para mayor facilidad de comprensión; ya que los siete principios son uno, actúan conjuntamente, en todo y siempre.

En la parte primera (Metafísica al Alcance de Todos, Nº1) estudias el Principio de Mentalismo que es la iniciación a la Verdad detrás de todo lo visible y sensible; o sea, la iniciación superior, a la cual no se llega hasta que el ser humano lo deseea intuitivamente, la busca y la acepta gustoso al encontrarla, porque reconoce en ella la respuesta a sus preguntas interiores.

SI TÚ, EN ALGÚN MOMENTO DURANTE EL PROCESO DE ESTOS ESTUDIOS, SIENTES DESEOS DE DISCUTIR Y REBATIR, NO LO HAGAS. SIMPLEMENTE DEJA DE LADO EL PUNTO QUE TE SEA DIFÍCIL ACEPTAR Y CONTINÚA LEYENDO TODO LO DEMÁS. SI ENCUENTRAS QUE EN NADA ESTÁS DE ACUERDO, ES INÚTIL QUE SIGAS LEYENDO; TE FALTAN PASOS O ESCALONES. ESTOS LOS ENCONTRARÁS EN EL CURSO DE TU VIDA CORRIENTE. Estos estudios producen paz y serenidad, y si a ti lo que te producen es deseo de entrar en polémica, está claro que aún no te ha llegado el momento de desear la paz. Aún quieres guerra.

Hasta ahora, y a través de las dos partes anteriores, has tenido vislumbres de los siete principios. En esta tercera parte entramos a detallar un poco más cada uno de los seis principios restantes, a partir del Principio de Mentalismo que ya tú conoces; y he dicho sólo “un poco más” y no “a fondo” porque la amplitud se adquiere meditándolos. Es tu propio espíritu el que te instruye. Yo sólo dirijo tu atención. “El reino de los cielos está dentro de tí”, dijo el Maestro Jesús, y también dijo: “El Reino de Dios está a mano”.

Aquello que llamamos “Dios” es infinito. Sin limitaciones. Si decimos que Dios es “esto”, o que no es “aquello”, lo estamos definiendo, y por consiguiente limitándolo. Dios no puede ser definido por nosotros. La mente finita no puede contener el infinito. Equivaldría a tratar de introducir el mar en un bote. Ahora, que nada impide llenar y vaciar el mismo bote tantas veces como se desee, o tantas veces como sean necesarias. Así, nosotros estudiamos a Dios por partes. Cada parte nos va dando un poco más de comprensión, al tiempo que vamos mejorando en calidad, ya que cuanto más se contempla el Bien, tanto más mejora el ser.

Ya tú has visto siete partes o aspectos de Dios: Dios es Amor, Vida, Verdad, Inteligencia, Unidad, Espíritu y Principio. Al analizar esta última de las siete partes (el aspecto Principio) encontramos que se subdivide también en siete. Es porque consiste en un Principio único que tiene siete caras, ya enumeradas más arriba.

Nuestro universo funciona sobre una base séptuple: siete aspectos de Dios, siete Principios universales, siete años en cada etapa del hombre, siete planetas alrededor del sol, siete notas musicales, siete meses de gestación antes que un ser humano pueda sobrevivir al aire, y así sucesivamente. A medida que el hombre se va haciendo consciente, va descubriendo mayores dimensiones en todo.

En el sector de los Principios universales, algunos, como Generación, Polaridad primero, y más tarde Ritmo y Vibración, iban siendo reconocidos y aplicados científicamente en ciertos y determinados estudios como la Biología, la Botánica, la Electricidad, la Música, etc., pero se ignoraba que podían funcionar en toda la creación, subjetiva y objetiva.

Siempre ha habido Maestros y Avatares, seres más avanzados que el resto de la humanidad, quienes han sabido todo lo relacionado con los Principios. Hoy la gran masa humana ha adquirido la capacidad de comprender siete, y el conocimiento es accesible a todos. Ya no son necesarias aquellas organizaciones llamadas “ocultistas”, únicas conocedoras de la manera de practicar y aplicar las leyes inmutables.

 

EL PRINCIPIO DE MENTALISMO

Primer Principio de Hermes, o sea el más importante de todos Los Principios de la Creación.

 

Este Principio ya lo aprendiste en el librito de texto: METAFÍSICA AL ALCANCE DE TODOS Nº1. Tiene por lema “TODO ES MENTE”. Ya tú sabes que todo es mente y lo has comprobado, y te repito aquí: no aceptes nada que no puedas comprobar. Lo que te sepa a cosa que no puedas saborear déjalo para más tarde. Ya sentirás lo que yo llamo “el tiro”, sin que tengas necesidad de consultar siquiera con otros más adelantados.

Ya tú sabes que los pensamientos son “cosas”. Son materia. Se manifiestan en lo exterior. Se convierten en sucesos, enfermedades, tropiezos o premios, desgracias o felicidades, dependiendo de si son negativos o positivos, y que nadie tiene la culpa de lo que a ti pueda ocurrirte en tu vida. Sólo tú eres el productor de todo lo que te venga o te suceda. Todo depende del clima mental en que tú vives. Si eres constantemente malhumorado, no te extrañe que te traten mal. Si eres contento, risueño, feliz, optimista, no te extrañe que seas popular, amado, bienvenido en todas partes y que todo lo que te ocurre es bueno.

TENEMOS LIBRE ALBEDRÍO DE ESCOGER EL BIEN O EL MAL, LO NEGATIVO O LO POSITIVO. ¡HÁGASE SEGÚN TU PALABRA! LO QUE TÚ ESPERAS QUE SUCEDA, LO QUE TÚ DECRETES QUE SUCEDE, SUCEDERÁ. LO QUE NIEGUES, NO OCURRIRÁ. CUANDO CAMBIAS TU MODO DE PENSAR, SE TRANSFORMA LA MANIFESTACIÓN EXTERIOR. San Pablo el Apóstol lo expresó: “Somos transformados por la renovación de nuestras mentes”.

Si alimentas ciertas ideas no tienes poder ni manera de cambiar las consecuencias. Estas son las cosas que verás suceder en lo exterior. Cada condición y situación de tu vida es la encarnación de una creencia que tienes en el subconsciente. Está alojada allí y produciendo su igual en lo exterior.

Tus verdaderas creencias son lo que ves manifestadas. Pero hay una gran diferencia entre lo que tú verdaderamente crees; lo que tú crees que crees y lo que crees que debes creer. No es difícil distinguir entre estas tres cosas, porque como no verás suceder sino lo que tú realmente crees, puedes juzgar tú mismo.

Has oído decir muchas veces que somos hechos a imagen y semejanza de Dios. Eso significa que somos creadores como Él. Dios creó los Universos con su Mente. Nosotros creamos nuestro mundo con nuestra mente. El mundo en que vivimos no es ni malo ni bueno. Todo se juzga con el cristal que lo vemos. Te lo voy a dar con el ejemplo siguiente: Piensa en una lámpara. Piénsala con un bombillo de cien bujías. Ahora colócale una pantalla de color verde. La habitación y todos los objetos que en ella hay se han afectado. Todos tienen un tinte verdoso. Los colores limpios se han ensuciado. Los ojos se han ennegrecido. Todo se ha oscurecido.

Ahora cambia esa pantalla y coloca una de color rojo. Todo se ha transformado. Los verdes se han ensuciado, los rojos se han avivado. Son los mismos objetos pero vistos con otro par de ojos.

Tú sabes que detrás de esa pantalla siempre está el bombillo blanco de cien bujías. Lo que estás viendo no es mentira. Está allí el color, pero es sólo una apariencia. El color verdadero es otro. Tú puedes quitar ese color en el momento que quieras.

Exactamente ocurre en tu vida. CAMBIA TU CREENCIA, CAMBIA LA POSICIÓN MENTAL QUE ESTÁS MANTENIENDO Y TODO SE TRANSFORMARÁ.

¿Y por qué no se ha sabido antes? ¿Por qué no lo enseñan las religiones ni las sectas, ni otras organizaciones ocultistas? Eso preguntan los discípulos de esta Nueva Enseñanza.

Porque todas las demás organizaciones que buscan la Verdad, son los pasos que hemos ido dando en nuestra evolución. Esos pasos han ido apareciendo en la Tierra a medida que los humanos podían soportarlos, comprenderlos, absorberlos. Todas las personas que están adheridas a esas sectas y religiones es porque aún las necesitan. Todas las que están estudiando la Nueva Enseñanza para la Era, ya superaron las demás. Esta instrucción es la de los Iluminados e Iniciados. Es la que estudiaban los Sabios Astrólogos, los llamados “Magos” Reyes que visitaron al Niño Jesús en Belén, los Altos Sacerdotes compañeros de Moisés; en fin, lo que instruía Hermes Trismegisto, lo cual jamás ha estado “oculto” sino para las mentes que aún no podían asimilarlo. Ya hoy la mayoría de la humanidad está lo suficientemente adulta para poder digerir las enseñanzas superiores que comienzan por la Psicología, Metafísica, Principios herméticos y luego lo que iremos dando en su momento, en esta forma clara y sencilla.

 

PRINCIPIO DE CORRESPONDENCIA

La primera frase de la Biblia dice: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra. La tierra empero estaba sin forma y vacía...”.

En la segunda parte del librito Nº1 (Significado Metafísico de los Diez Mandamientos) aprendiste el simbolismo triple que emplea la Biblia, y también obtuviste una idea de la forma en que actúa el principio de Correspondencia, cuyo lema es “Como abajo es arriba, como arriba es abajo”, lo que equivale a decir que en nuestro propio ambiente terreno y en todo lo que nos rodea, podemos leer, descifrar, traducir como ocurren esas mismas cosas en otros planos. Que toda acción y toda condición tiene su analogía o su correspondencia en todos los demás planos de existencia, siempre tomando en cuenta que, a medida que la vida se eleva, se van ampliando las experiencias y los poderes. Y veámoslo.

Vamos a tomar un ejemplo terreno, y de acuerdo con el principio de Correspondencia vamos a deducir cómo es realmente ese “Dios” a quien nos instan a amar, a pesar de la imagen inconcebible de crueldad que de Él han dado las enseñanzas.

¿Cuántas veces te has sentido inconforme, molesto, ante el “gran misterio” de que los seres humanos nacen en pecado original por una culpa de Adán y Eva?

¿Qué te ha soplado en el oído tu sentido común? ¿No te has dicho acaso: “Pero qué demonios tendré yo que ver con una pareja que existió – si es que existió – millares de siglos atrás, y hasta cuándo estaremos pagando la deuda? ¿No te ha dicho eso tu sentido común? ¿Y no lo has obligado tú a callar por el simple hecho de que tus mayores te enseñaron a no analizar “los misterios divinos”, so pena de algún castigo terrible?

¿Y frente a aquel otro “gran misterio” que te ha perplejado siempre: “Dios todo lo sabe”, no te has preguntado: “¿Quiere decir que sabe antes de nacer una criatura si ésta se va a condenar o no al fuego eterno? Y antes de atreverte a saber la pregunta que se desprende, alguien te dijo: “¡Calla!¡No nos es permitido sondear los designios de Dios!” Y ¿no te dijo tu sentido común que a semejante imagen de bestial crueldad, no es posible amar?

El sentido común; ese que alguien clasificó “el más común de los sentidos” es la expresión de la Sabiduría divina en este nuestro plano humano. Ya lo aprendiste en la parte segunda. Si notas que algunos de los que te rodean carecen de sentido común, puedes estar seguro de que, si no es retardo mental, ha sido tan frenada y reprimida su mente por los que lo han rodeado, que no se atreve a confiar en su propio discernimiento y siempre sale a consultar la opinión ajena. ¿Qué manifiesta en su vida común? Confusión y disparates.

La Biblia dice que el hombre es hecho a imagen y semejanza de Dios. ¿Qué hace un hombre corriente que va manejando su auto y se le atraviesa un niño? ¿No hace un esfuerzo sobrehumano, frenando con todo su cuerpo, sus sentidos y sus reflejos? ¿No olvida su propia vida, echando a un lado el auto para salvar la vida del niño?

De acuerdo con el gran misterio citado arriba, el hombre debería emular la insensible deidad que él conoce y continuando glacialmente su camino, pasar por encima del niño y dejarlo destripado en medio de la calle!!!

Pues si el hombre, que es apenas un átomo en la Creación, pone todos sus pobres recursos a favor de un niño extraño, el Dios infinito, Todopoderoso, nuestro Padre, cuya esencia ha formado a aquel hombre, tiene infinitos recursos para redimir, proteger y salvar a su infinita creación.

Esta es la forma de aplicar en la práctica el Principio de Correspondencia que dice: “Como es Arriba es Abajo, como es Abajo es Arriba”. Estudiando la mónada se llega al ángel, dijo Hermes.

No podemos juzgar y apreciar exactamente cómo es una condición de vida superior a aquélla que estamos viviendo. Un pobre piensa de un rico “¿Cómo será de agradable el tenerlo todo?” No lo está experimentando y no lo podrá apreciar totalmente hasta que se encuentre rico, aunque sí puede anticipar el agrado juzgando por lo que él mismo siente cuando logra satisfacciones, de acuerdo con su nivel económico.

Eso mismo ocurre entre planos o dimensiones. La hormiga vive en primera dimensión. La mente en ella no pasa de ser un instinto. No le es posible, pues ni calcular, siquiera la vida de un hombre. A esto he querido llegar para explicar el término “conciencia” que tanto usamos en Metafísica y cuando mencionamos la “conciencia” espiritual y la “conciencia material”, “el derecho de conciencia”, etc. Es el estado de adelanto o de atraso. Es el estar consciente de algo, en pleno conocimiento de algo por el hecho de estar experimentándolo en carne propia o en mente propia.

Si a la hormiga le fuere posible meditar sobre el hombre y si se le pudiera enseñar a aplicar el principio de Correspondencia, habría que decirle aproximadamente: “Un hombre es un ser como tú, que fabrica su casa como tú, que busca alimento como tú, que tiene su gobierno como tú y reglas de buen convivir, como tú”. Nada de lo demás lo puede captar porque nada de lo demás ha entrado en su plano de conciencia.

En cada plano existen adelantados que ya están casi a punto de ascender al próximo plano de conciencia, y que ya vislumbran, o presienten las condiciones superiores. Entre los animales hay perros, caballos, etc., de los cuales se dice, “le falta poco para hablar”. Entre los hombres surge un Jesús, por ejemplo, que condesciende en regresar a un plano inferior con el propósito de enseñar a adelantar.

Nosotros estamos ya entre-planos, viviendo y aprendiendo las condiciones del plano Mental, al cual nos estamos graduando. Se dice de nosotros que estamos desarrollando “la conciencia espiritual”, o sea, que nos estamos haciendo conscientes de cosas insospechadas por la gran mayoría que vive en “la conciencia material”.

Por esto es que la gran mayoría rechaza la idea de que los Platillos Voladores puedan ser naves espaciales dirigidas por superhombres, que vienen a escrutarnos, tal como nosotros nos detendríamos a escrutar a una pajarita en su nido empollando sus huevecitos. No nos quieren mal. Sólo nos curiosean. Como es abajo es arriba.

 

EL PRINCIPIO DE VIBRACIÓN

Este es el Tercer Principio hermético. Su lema es:

 

“TODO ESTÁ EN MOVIMIENTO, TODO VIBRA”.

 

Empecemos por pensar en la hélice de un avión. Cuando está inmóvil vemos las astas; dos remos de madera fijos a un eje. De pronto se ponen en movimiento, van acelerando y al ratito no vemos nada! Se vuelven transparentes. Esto es lo que ocurre con la alta frecuencia. Por esto mismo es que no vemos a los espíritus desencarnados. Ellos viven aquí en medio de nosotros pero en una frecuencia de vibración indiferente a la de nuestros cuerpos de carne y hueso. En cambio la inmovilidad de una roca, que también se mueve en su propia frecuencia de vibración, es porque su rata vibratoria es excesivamente lenta.

El pensamiento positivo vibra a una frecuencia altísima. Sus colores brillantes, claros, luminosos. El pensamiento negativo vibra lentamente y sus colores son opacos. Cuanto más negativos, tanto más sombríos y tanto más bajo el “tono” de su sonido.

El pensamiento positivo, como la mente que está polarizada en plano positivo, no puede ser dominado por una vibración baja, a menos que haya algún concepto o idea negativa “agarrrada” por alguna parte en el individuo. O a menos que el individuo permita que su pensamiento se vuelva negativo. Jesús dijo: “El dios de este mundo viene a mí y no encuentra nada en mí para asirse”. El dios de este mundo es el polo negativo que es lo que impera en la mayoría de las mentes.

El polo positivo, ya lo hemos establecido, es de alta vibración. El polo negativo, de baja vibración. Los sonidos bajos son de vibración lenta. Los sonidos altos, de alta vibración. Los colores oscuros son de bajas frecuencias. Y los colores brillantes de alta frecuencia.

Todo lo que es materia está siempre en movimiento circular. Girando en contorno a algo más grande com los planetas que giran alrededor del sol. Este es el patrón universal para todo lo material.

Los herméticos han enseñado siempre el movimiento vibratorio de la luz, el calor, el magnetismo, la cohesión que es el principio de la atracción molecular que llamamos comúnmente “Amor”, lo mismo que ese gran misterio llamado “la gravitación” o “gravedad”.

Hoy todo el mundo conoce la relación entre el movimiento y el sonido, aunque aún no se ha estudiado en nuestro plano terreno, o sea que aún nadie lo considera de gran importancia. ¿Quién no ha percibido el zumbido de un abanico eléctrico girando a máxima velocidad? La rotación va produciendo diferentes sonidos musicales. Un avión que pasa emite un sonido musical del cual se desprenden varios otros tonos. Estos se llaman “armónicos” como es sabido por los músicos.

Cuando se golpea una nota musical cualquiera, digamos en un piano, repercuten otras dos notas en octavas más altas. Los tonos que suenan son una tercera y una quinta nota del tono golpeado. Esta combinación armónica se llama “el acorde Mayor”, por lo general.

El oído humano no percibe los sonidos que pasan de cierta frecuencia. Cuando algo gira emitiendo un sonido que va en aumento de velocidad, pasada la frecuencia imperceptible para el humano se comienza a ver grados de color, empezando por el rojo oscuro. A medida que aumenta la velocidad el color se va haciendo más brillante, luego pasa al naranja, luego al amarillo, de allí al verde, al azul, al añil y al fin al violeta. Si la velocidad aumenta se vuelve blanco, y de allí en adelante suceden los rayos llamados “equis” (X), luego electricidad y finalmente el magnetismo. Más adelante estaremos en planos mentales y espirituales. Einstein decía que mientras más estudiaba la electricidad más cerca se encontraba del espíritu. Para los humanos estas cosas son aún inexplicables. Pertenecen a los planos sutiles donde residen nuestros cuerpos Astral, Etérico, Emocional, Mental y Espiritual. Los estados de ánimo vibran y lanzan al espacio esas vibraciones en sonidos y en colores. Todos los estados mentales se lanzan al exterior del cuerpo que los crea, van golpeando cuerpos afines como hacen los instrumentos musicales, y estas vibraciones afectan en bien o en mal a otras mentes, aumentando los estados emocionales y mentales que están a tono con ellas. Por ejemplo, si alguien se encoleriza, lanza vibraciones de ira, las cuales son atraídas magnéticamente por otro que está también encolerizado, se aumentan unas a otras. El estado emocional va empeorando y se puede llegar hasta el crimen cuando las personas afectadas no tienen el hábito de controlarse.

Los pensamientos e ideas respecto a Dios, sobre los Maestros de Sabiduría, sobre el Yo Superior o sobre todo lo noble y puro tiene vibraciones altísimas. Estas elevan cualquier vibración menor, pudiendo curar enfermedades, resolver problemas, etc.

 

EL PRINCIPIO DE POLARIDAD

LEMA:

“TODO ES DUAL. TODO TIENE DOS POLOS, TODO SU PAR DE OPUESTOS, LOS SEMEJANTES Y LOS ANTAGÓNICOS SON LO MISMO. LOS OPUESTOS SON IDÉNTICOS EN SU NATURALEZA PERO DIFERENTES EN GRADO. LOS EXTREMOS SE TOCAN. TODAS LAS PARADOJAS PUEDEN RECONCILIARSE”.

Este Cuarto Gran Principio hermético encierra la verdad de que todas las cosas manifestadas tienen dos aspectos, dos polos, que son un par de opuestos con innumerables grados entre ambos extremos. Aquellas antiguas y eternas paradojas que han confundido las mentes como: “Todo es y no es, al mismo tiempo”. “La tesis y la antítesis son idénticas en naturaleza”, y “Los extremos se tocan”, quedan explicadas si se medita este Principio.

La Ley de Polaridad explica que lo que existe entre cosas diametralmente opuestas es solamente cuestión de grados, y afirma que todo par de opuestos puede reconciliarse mediante la aplicación de esta Ley. Vamos a examinar este Principio en los diferentes planos.

En el plano físico encontramos que el calor y el frío son de idéntica naturaleza, siendo la diferencia sólo cuestión de grados. El termómetro indica los grados de temperatura, siendo el polo inferior el llamado frío y el superior calor. Entre estos dos hay muchos grados de calor y frío, y de esos grados el superior es más caliente, en relación con el inferior, que es más frío. No hay absolutamente un tipo fijo. Todo es cuestión de relación y grados. No hay ningún sitio en el termómetro en donde cese el calor y comience el frío. Absolutamente. Todo se reduce a vibraciones más o menos elevadas o bajas. Las propias palabras “elevado” y “bajo” que estamos usando no son más que dos polos de una misma cosa. Son relativos.

Así sucede igualmente con el Este y el Oeste. Si viajamos alrededor del mundo en dirección Oriente, llegamos a un punto que se llama Occidente. Marchamos lo suficiente para el Norte, y pronto nos encontramos viajando hacia el Sur.

El mismo Principio se manifiesta en la luz y la oscuridad, las que en resumen son la misma cosa. ¿Dónde termina la oscuridad? ¿Dónde empieza la luz? ¿Cuál es la diferencia entre grande y pequeño? ¿Cuál entre duro y blando? ¿Entre blanco y negro? ¿Entre positivo y negativo? La escala musical es lo mismo Partiendo de Si, llegamos a encontrar el Si.

El mismo Principio opera en idéntica manera en el Plano Mental. El Amor y el Odio son considerados como diametralmente opuestos e irreconciliables; pero si aplicamos el Principio de Polaridad encontramos que no existe ni un amor absoluto ni un odio absoluto diferentes uno de otro; los dos no son sino términos aplicados a los dos polos de una misma cosa. Empezando en cualquier punto de la escala encontramos más amor y menos odio si ascendemos por ella, o menos amor y más odio si descendemos por ella. Hay muchos grados de amor y de odio, y existe también un punto medio donde el agrado y desagrado se mezclan en tal forma, que es imposible distinguirlos. El valor y el miedo quedan también bajo la misma regla. Los pares de opuestos existen en todo. Donde encontramos una cosa encontramos también su opuesto.

Esto último es lo que permite transmutar un estado mental en otro, siguiendo las líneas de polaridad. Las cosas diferentes no pueden transmutarse unas a otras, pero sí las de igual clase. Por ejemplo, el Amor no puede transmutarse en Este u Oeste, pero sí puede tornarse en Odio, e igualmente el Odio, cambiando su polaridad puede tornarse en Amor. El valor puede transmutarse en miedo y viceversa. Las cosas duras pueden tornarse en blandas, y así sucesivamente, efectuándose siempre la transmutación entre cosas de la misma clase, pero de grado diferente. Tratándose de un hombre cobarde, si se elevan sus vibraciones mentales a lo largo de la línea miedo-valor, se llenará de valentía y despreciará el peligro. Igualmente lo perezoso puede hacerse activo y enérgico, polarizándose simplemente a lo largo de la línea pereza-diligencia.

Una vez entendido el Principio de Polaridad se ve inmediatamente que los cambios mentales que deseamos ver en nuestros enemigos, amigos, nuestros hijos, empleados, etc., son posibles aplicando la Ley. Es como producir un deslizamiento a lo largo de una escala, a saber, no se trata de transmutar una cosa en otra completamente diferente, sino de reducirla a un simple cambio de grado de la misma cosa. Los estados mentales pertenecen a innumerables clases, cada una de las cuales tiene su opuesto, y a lo largo de su propia línea es posible la transmutación.

El Espíritu y la Materia son polos de la misma cosa, siendo los estados intermedios, o planos, cuestión de grados vibratorios solamente. Estos dos polos, en todo lo que existe, se clasifican ellos mismos por su grado vibratorio, o sea su frecuencia, en positivos y negativos. Así, el Amor es positivo, el odio es negativo. La Fe es positiva, el miedo es negativo. La actividad es positiva con relación a la inercia. El color blanco es positivo contra el negro negativo. La Verdad es positiva, la mentira negativa. La properidad es positiva, la carencia negativa. Lo superior es positivo, lo inferior negativo. Debemos recordar que la tendencia de la Naturaleza es en dirección a la actividad dominante del polo positivo.

Además del cambio de polo de nuestros propios estados mentales mediante el arte de la Polarización, el fenómeno de la influencia mental en sus múltiples fases demuestra que el principio puede extenderse hasta abarcar las influencias mentales; esto es, que LOS ESTADOS MENTALES PUEDEN PRODUCIRSE POR INDUCCIÓN DE LOS DEMÁS. ES, PUES, POSIBLE POLARIZAR UN AMBIENTE, UNA SITUACIÓN. La mayoría de los resultados obtenidos mediante los tratamientos mentales se obtienen aplicando este Principio.

Nosotros los estudiantes de Metafísica, jamás empleamos este Principio en otro sentido que el del Bien, pues como se verá más adelante, en el Principio del Ritmo y el de Causa y Efecto, que son las leyes del Bumerang, LO QUE HAGAMOS HACIA OTROS SE NOS DEVUELVE EN IDÉNTICA FORMA, TARDE O TEMPRANO.

La práctica de este Principio nos permite comprender mejor nuestros propios estados mentales, así como los de los demás, y nos cerciora de que ESOS ESTADOS SON PURAMENTE CUESTIÓN DE GRADOS, PUDIENDO ELEVAR LAS VIBRACIONES INFERIORES A VOLUNTAD, CAMBIANDO LA POLARIDAD Y HACIÉNDONOS DUEÑOS DE ESOS GRADOS EN LUGAR DE SUS ESCLAVOS.

Esta Ley nos permite ayudar a otros inteligentemente, polarizando situaciones. Por ejemplo: Ya tú sabes saludar, reconocer y despertar el Cristo en tus semejantes. Es simplemente recordando que el Yo Superior, el YO SOY, la Verdad del prójimo es Perfección. En el lenguaje de la Nueva Era se llama “El Concepto Inmaculado”. Cuanto más emplees esta práctica, tanto más se te olvidarán los defectos que hayas visto, o que veías, en los demás. Llegará el momento en que no te afectarán en lo más mínimo, porque te sentirás en perfecta seguridad de que ese prójimo y hermano sólo está manifestando una mentira que con sólo saberlo tú, elevas su rata vibratoria hacia el positivo, su Verdad.

Las frecuencias vibratorias de un metafísico entrenado, a menudo logran transformar un ambiente en que él penetra, simplemente con su presencia. Sólo con la vista de sus ojos, de su sonrisa, de su paz y su alegría polariza los estados mentales. Con unas cuantas palabras positivas transmuta conceptos ajenos negativos imperantes en el ambiente, porque cambia el humor de los presentes, se llenan de esperanza donde antes estaban desesperantes. En este sentido, el poder de Jesús era tan grande que al ver curar a los enfermos a su paso, por eso les decía: “No volváis a pecar”. El grado de realización que tenga el estudiante, el practicante, al reconocer el Concepto Inmaculado en los demás, por encima o a pesar de la apariencia que estén manifestando, cura completamente o mejora la condición. Todo depende de su propia fe. (Recuerda que fe es conocimiento).

El metafísico sabe que la enfermedad es una apariencia producida por una forma mental, creación del individuo. Es ignorancia y credulidad. Sabe que la Verdad eterna es VIDA. Sabe que se está manifestando una enfermedad porque aquel hermano está creyendo en realidad de la forma mental que él ha creado. (El Evangelio dice que está “embrujado” por su propia creación). Vamos a decir que es CREENCIA en la PERMANENCIA de su propia creación que está viviendo. De acuerdo con el Principio que estamos estudiando, sabemos ya que es posible POLARIZAR, transmutar la creación propia, deslizando la mente hacia arriba, por la línea del positivo, pensando salud y vida. La Vida es VIDA, no puede convertirse en MUERTE. Se puede pensar en muerte y producirla, pero al pensar en Vida se transmuta la muerte en vida. La vida es indestructible. Está previsto que ella misma si las mentes humanas no le cierran el paso con sus falsas creencias, falsas pero que nadie se inmiscuye en el libre albedrío, que le permite a las mentes humanas creer lo que ellas quieran creer. CONTRA LO QUE TÚ ESCOJAS NO PUEDE NADIE SINO TÚ MISMO. Si prefieres situarte en el polo negativo tendrás todo lo que a él pertenece. Si prefieres el polo positivo tendrás todo lo que a él pertenece.

Al Polo Positivo pertenece la sonrisa, al negativo pertenece el ceño fruncido. Si quieres cambiar de polo en plena manifestación negativa, sonríe, declara el Bien presente en la manifestación, bendícelo y agrega:

“Y LO QUIERO VER”.

Eso es todo. Verás transmutarse lo negro en blanco, lo triste en alegre, el mal en bien. Pruébalo. POLARIZA TODAS LAS SITUACIONES QUE SE TE PRESENTEN, TODOS LOS AMBIENTES DONDE PENETRES, TODOS LOS SERES QUE HABLAN CONTIGO y los oirás exclamar: “¡Pero qué bien me siento!” Polariza a tus hijos, tus amigos, tus empleados, tus alumnos, y asi serás lo que llamó Jesús “La Sal de la Tierra”.

LO NO DESEABLE SE TRANSFORMA CAMBIANDO SU POLARIDAD. Si tú mismo no sabes hacerlo rápidamente hazlo de grado en grado, de condición en condición, de polo en polo, de vibración en vibración. Primero hay que adquirir el arte de cambiar la propia polaridad para luego poder cambiar la ajena. Así como puedes transformar la polaridad de los demás, trayendo el Bien contigo, así también se puede llevar el negativo a donde uno vaya. Esos son los llamados “Pavosos”. Estos están siempre polarizados en polo negativo y lo llevan a todas partes.

PARA DOMINAR EL ARTE DE POLARIZAR HAY QUE PRACTICARLO, como todo lo que se desea dominar. El Principio de Polaridad es la Verdad. los resultados dependen de la práctica que haga el estudiante.

 

LEY DEL RITMO

“TODO FLUYE Y REFLUYE, TODO TIENE SUS PERÍODOS DE AVANCE Y RETROCESO, TODO ASCIENDE Y DESCIENDE, TODO SE MUEVE COMO UN PÉNDULO, LA MEDIDA DE SU MOVIMIENTO HACIA LA DERECHA ES LA MISMA QUE LA DE SU MOVIMIENTO HACIA LA IZQUIERDA; EL RITMO ES LA COMPENSACIÓN”.

Este Principio encierra la verdad de que todo se manifiesta en un determinado movimiento de ida y vuelta; en todo se manifiesta una oscilación media, un flujo y un reflujo, un movimiento semejante al del péndulo de uno a otro polo, según el principio de Polaridad, con el cual el Ritmo está estrechamente relacionado. El Ritmo se manifiesta entre los dos polos de todo. Esto no significa que la oscilación rítmica vaya hasta los extremos de cada polo, pues esto sucede muy rara vez; es muy difícil establecer los opuestos polares extremos en la mayoría de los casos. Pero la oscilación se efectúa hacia un polo primero y después hacia el otro polo. Siempre hay una oscilación, un avance y un retroceso, una elevación y una caída manifestándose en todas las cosas y fenómenos del universo.

Esta ley rige para todo: soles, mundos, mentes, energía, espíritu, materia, animales, vegetales, etc. Lo vemos en la historia de la vida en todas las cosas, en la elevación y caída de las Naciones, es decir, que en todos los Planos este Principio está en función. En el Plano Espiritual, por ejemplo, siempre hay una emanación seguida de una absorción. Nosotros emanados de Dios nacemos (descendemos a conciencia material) y luego morimos (somos absorbidos a conciencia espiritual). Este es nuestro Gran Ritmo. Es una evolución Rítmica ascendente, en nuestro nacer y morir. Es la Respiración y la Aspiración de Brahma, según dicen los Brahmines. Los Universos se crean, alcanzan el punto más bajo de materialidad y entonces comienza la oscilación de vuelta. Los Soles nacen, llegan a la cumbre de su Poder, y empieza el proceso de retrogresión y después de Eones sin cuento se convierten en grandes masas de material inerte, esperando otro impulso que los lleve a otro nuevo ciclo de vida solar. Estos son los grandes Ritmos, pero el Principio lo vemos en todo. Así en los grandes movimientos Filosóficos; creados de cualquier clase; gobiernos, políticos de turno; nacen, crecen, llegan a la madurez, decaen, mueren; sólo para renacer de nuevo. Todo se repite una y otra vez, igual al pulso que es el Ritmo más pequeño que nosostros podemos ver o sentir; el día y la noche, las estaciones, nada está en reposo. Todo tiene su propio Ritmo. También lo vemos en todas las fases de la actividad humana. Las mareas de la vida fluyen y refluyen de acuerdo con la ley, y así vemos que empezamos algo con gran entusiasmo que no sabemos cuándo ni por qué decae, y luego vuelve y así nos va manejando este Principio porque él, como toda ley, es inmutable. Siempre se cumple; pero al estudiarlo y conocerlo y saber que él siempre está en función, se aprende a usar igual que lo hacemos con la ley de mentalismo, o la de causa y efecto o la de Polaridad. Es decir, que ESTAS LEYES NO SON NI BUENAS NI MALAS. SIMPLEMENTE GARANTIZAN EL FUNCIONAMIENTO ARMÓNICO DEL UNIVERSO, Y ES NUESTRO CONOCIMIENTO Y USO DE ELLAS LO QUE LAS HACE BUENAS O MALAS PARA CADA QUIEN. En este caso, por ejemplo, sabemos que no se puede anular el principio del Ritmo, pero tampoco podemos permitir, una vez conocido, que juegue con nosotros y nos lleve de allá para acá, igual que brizna de paja, sino que aprendemos a eludir sus efectos hasta cierto grado. Grado que depende del dominio que se tenga de dicho Principio.

Aprendemos a usarlo en vez de ser usados por él. APRENDEMOS A POLARIZARNOS EN EL PUNTO DONDE DESEAMOS QUEDARNOS Y NOS ELEVAMOS POR ENCIMA DE LA OSCILACIÓN PENDULAR. Todo el que ha adquirido cierto grado de dominio sobre sí mismo ejecuta esto hasta cierto punto, consciente o inconsciente. El maestro lo efectúa conscientemente, y por el dominio de la ley alcanza un grado de equilibrio, estabilidad y firmeza mental casi imposibles de concebir por la mayoría que va y viene en un continuo movimiento ondulatorio, siempre impulsada por su propio Ritmo. Sabemos que hay dos planos de manifestaciones de los fenómenos mentales, o sea, dos planos de conciencia, uno superior y otro inferior. Entonces si nos elevamos al plano Superior escapamos a la oscilación pendular y sólo se manifiesta en el plano inferior. En otras palabras, la oscilación del péndulo se produce en el plano inconsciente y nuestra conciencia no queda por lo tanto afectada. A esto lo llamamos Neutralización. Su operación consiste en elevar el YO sobre las vibraciones del plano inconsciente de la actividad mental, de manera que la oscilación negativa del péndulo no se manifieste en la conciencia y no quede uno afectado por ella. Es lo mismo que levantarse por encima de una cosa y permitir que pase por debajo. EL QUE CONOCE Y PRACTICA LA LEY SE POLARIZA A SÍ MISMO EN EL POLO REQUERIDO Y POR UN PROCEDIMIENTO SEMEJANTE A REHUSAR, O NEGAR PARTICIPAR EN LA OSCILACIÓN RETRÓGRADA, PERMANECE EN SU POSICIÓN Y PERMITE AL PÉNDULO OSCILAR HACIA ATRÁS EN EL PLANO INCONSCIENTE.

 


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=